Sabemos de antemano que impartir clases, de lo que sea, no es labor sencilla, pues controlar a un grupo de estudiantes y además lograr captar su atención e interés cada vez resulta una labor más ardua.

En tiempo de cuarentena por el coronavirus las clases en línea también han resultado algo complicadas para algunos niños, pues tratar de seguir el ritmo que traían en la escuela es el reto a cumplir.

En Estados Unidos, una estudiante de 12 años tenía problemas para resolver un problema matemático que le solicitaron. Dada su complicación decidió escribir un correo electrónico a su profesor para pedirle ayuda.

Dado que éste no logró explicarle como debía, decidió ir hasta casa de la menor para explicarle a través del cristal.

Con ayuda de su pizarrón y desde el jardín, el académico le dio indicaciones sobre lo que tenía que hacer sin entrar al departamento debido a la circunstancia sanitaria que vivimos.

Esta acción tuvo opiniones encontradas en redes sociales. Por un lado aplaudieron y lo calificaron como una noble acción, mientras que otras personas lo señalaron de irresponsable por salir de casa. Incluso hubo quien destacó que es peligroso que un maestro sepa dónde vive una de sus estudiantes.

 

Foto: Twitter / Goodable