El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), en su calidad de órgano de seguridad nacional, mantiene el trabajo al ciento por ciento de todas sus áreas sustanciales, siguiendo las recomendaciones de las autoridades de Salud.

Alrededor de mil 200 oficiales sanitarios del Senasica laboran en los principales puertos, aeropuertos y fronteras del país.

El trabajo en la frontera con Estados Unidos continúa con normalidad, para no afectar el comercio del 80 por ciento del total de alimentos que importa y exporta México.

Con el objetivo de garantizar el abasto de alimentos y proteger el patrimonio agroalimentario del país durante la contingencia por el COVID-19, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural mantiene el ciento por ciento de las actividades sustanciales de inspección sanitaria en los principales puertos marítimos y aéreos, así como en los cruces fronterizos con Estados Unidos, nación con la que se comercializa el 80 por ciento del total de alimentos que importa y exporta nuestro país.

Alrededor de mil 200 oficiales del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), revisan embarques y cargamentos comerciales que entran al país, con el fin de agilizar productos alimenticios de importación que demanda el mercado nacional y evitar la introducción de plagas y enfermedades.

Agricultura implementa en las Oficinas de Inspección de Sanidad Agropecuaria (OISA) las medidas preventivas dispuestas por la Secretaría de Salud para evitar contagios y la propagación del virus, sin afectar el intercambio comercial de mercancías agroalimentarias.

Las acciones se mantienen principalmente en las aduanas de Nuevo Laredo y Reynosa,

Tamaulipas; Colombia, Nuevo León; Ciudad Juárez, Chihuahua; Nogales, Sonora, y Tijuana, Baja California. De igual manera, en los puertos de Veracruz, Veracruz; Manzanillo, Colima; Lázaro Cárdenas, Michoacán; Altamira, Tamaulipas, y Progreso, Yucatán.

Paralelamente, con la ayuda de 85 binomios caninos en puertos, aeropuertos y fronteras, el organismo de Agricultura inspecciona de manera ágil y no intrusiva equipajes turísticos, para detectar productos vegetales y animales que pudieran ser portadores de plagas y enfermedades.

Los protocolos de inspección incluyen la colocación de tapetes sanitarios a la llegada de todos los vuelos internacionales, así como embarcaciones comerciales y turísticas consideradas de riesgo en puertos marítimos, los cuales sirven para desinfectar el calzado de pasajeros y tripulación, así como las ruedas de equipajes.

En el Aeropuerto Internacional de Ciudad de México hay tapetes de gran formato, que permiten garantizar que todas las personas pisen las áreas de desinfección.

Adicionalmente, en las carreteras del país se mantienen las actividades de revisión en los Puntos de Verificación e Inspección Federal (PVIF), a través de los cuales los oficiales del Senasica vigilan la trazabilidad de los alimentos que se movilizan de una región del país a otra.