En la segunda misa dominical a puerta cerrada, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, hizo el llamado a atender las medidas preventivas ante el coronavirus (Covid-19).

Durante la misa dominical, trasmitida por televisión, radio y Facebook Live, Sánchez Espinosa pidió que en estos tiempos de Cuaresma se reflexione acerca de la vida para seguir luchando por ella, ante los decesos que está cobrando la pandemia actual.

"Por eso, como reflexionamos el domingo pasado, tenemos que defender la vida; la vida es sagrada y tenemos que luchar porque la vida la respetemos desde su concepción hasta su muerte natural. Y es lo que nos dice hoy el profeta, nos narra cómo Dios hace surgir la vida donde no hay esperanza", manifestó durante el sermón.

Recordó que este 29 de marzo comienza la última semana de cuaresma. Dentro de ocho días se hará la bendición de las palmas, aunque al igual que todas las celebraciones de la Semana Santa no tendrá  participación presencial.

"Iniciamos la última semana de cuaresma. El próximo viernes es el último de cuaresma, es el Viernes de Dolores, haremos la oración al padre. El viernes 10 de abril ya es Viernes Santo y acompañaremos a Jesús en su recorrido", comentó.

Las misas dominicales se están transmitiendo en Facebook Live, a las 9:00 y 12:00 horas y se podrá seguir la homilía que se transmitirá desde la Parroquia Jesús Obrero Amalucan así como desde la Parroquia de Nuestra Señora de Ocotlán.

La Parroquia de la Soledad hará su transmisión a las 12:00 horas; la Parroquia Santa María Madre de Dios, a las 12:30; la Parroquia Cristo Rey y de Los Fuertes, a las 13:30 y el Templo del Espíritu Santo “La Compañía” a las 18:30 horas.