La mañana de este viernes la Dirección de Vialidad de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) ordenó que el personal diabético se fuera a sus casas para empezar la cuarentena por la pandemia del Covid-19, sin embargo dos horas después reculó, por lo que el personal con esta enfermedad sigue laborando pese a ser un sector vulnerable al contagio.


Fuentes al interior de esta corporación entregaron a e-consulta evidencia en correos electrónicos del mensaje que este viernes a las 11:14 horas envió la Dirección de Vialidad a los responsables de las diferentes áreas para que ordenaran a sus trabajadores con diabetes retirarse a su hogar, hasta el 18 de abril, como prevención.

En el correo electrónico se pidió a los representantes de cada área notificar, por la misma vía, los nombres de las personas con esta condición y adjuntar los oficios correspondientes que se emitieron para el personal de 60 años o más, que también entran en sectores vulnerables.

Sin embargo, a las 13:32 horas un segundo correo llegó a los responsables de área indicando que la instrucción respecto al personal con diabetes quedaba cancelada hasta nuevo aviso por parte de la subdirección de operaciones de Vialidad Estatal.



Los uniformados de esta área señalaron que en la corporación a cargo de Adalberto Aráuz Arrendondo cuentan con varios elementos que padecen diabetes, por lo que manifestaron su preocupación por sus compañeros ya que siguen laborando a pesar de que su padecimiento los pone en mayor riesgo de contagio del Covid-19.

Desde el pasado 23 de marzo, el gobernador Miguel Barbosa Huerta emitió un decreto para que mujeres embarazadas, personas con enfermedades crónicas o mayores de 69 años, en todas las áreas de gobierno, se retiraran a sus casas para evitar contagiarse en esta contingencia sanitaria.