La administración estatal asumirá el control de la seguridad pública en la capital de Puebla, informó el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, quien indicó que la acción se realizará primero por la vía jurídica y posteriormente se procederá a la inspección de las instalaciones.

El mandatario indicó que su decisión fue publicada en la edición de este miércoles del Periódico Oficial del Estado, por lo que con ello inicia el procedimiento jurídico para que sea el estado el que esté al frente de la Policía capitalina.

Barbosa dio a conocer su determinación en su conferencia de prensa de este miércoles, en la que fue cuestionado sobre la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para negar al ayuntamiento de Puebla una solicitud para detener cualquier acto que el gobierno del estado realizara en relación con las fuerzas policiales.

Atienden demanda por controversia constitucional

El gobernador detalló que con la determinación de la Corte, su gobierno iniciará un procedimiento legal para asumir el control de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), y después se realizarían acciones como la supervisión del personal y las instalaciones.

Barbosa recordó que la SCJN aún analiza una demanda de controversia constitucional que el ayuntamiento inició para que sea esta instancia la que determine si el Ejecutivo del estado tiene o no facultades para designar a un delegado de seguridad pública en la capital, que seguirá su curso.

Mientras tanto, señaló que hará valer la designación de Carla Morales Aguilar como delegada de seguridad pública, nombramiento que realizó hace 15 días y que, aseguró, fue consensuado con Rivera Vivanco.

El nombramiento fue rechazado por la presidenta municipal, quien ante el rumor de que Barbosa asumiría por la fuerza el control de la policía, decidió recurrir a la SCJN.

El mandatario hizo un llamado a Claudia Rivera para que actúe con “prudencia”, pues aseveró que el objetivo de su decisión es mejorar la seguridad en la ciudad, a raíz de la inacción de la policía capitalina.  

En su conferencia de este miércoles, el gobernador reiteró sus señalamientos de inacción y negligencia de la SSC, pues dijo que si hay reducciones en el índice delictivo del municipio se deben a que su gobierno intervino y realiza operativos en la Zona Metropolitana.

“… están a la baja los índices delictivos y la evidencia clara es que bajaron en agosto cuando nosotros entramos y ellos nada han hecho, se dedican sólo a administrar los asuntos de seguridad pública pero no a resolverlos. Estoy obligado porque así me lo pidió el pueblo y no voy a detenerme; con mando o sin mando no voy a detenerme”, refirió.