La alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, aceptó la decisión del gobierno del estado de asumir el control de la policía capitalina, pero sostuvo como titular de la corporación a Lourdes Rosales Martínez, quien supuestamente renunció desde el 20 de marzo.

Así lo expuso la funcionaria después de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó su petición para suspender actos que el mandatario intentara realizar en relación con la Policía Municipal.

A través de un comunicado difundido la tarde de este miércoles, la alcaldesa dijo que continuará con la controversia constitucional que interpuso ante la Corte para que defina si el gobernador tiene o no facultades para nombrar al titular de la corporación policiaca.

“… desde este momento instruyo a la titular Lourdes Rosales Martínez para que alinee a la Policía Municipal a las instrucciones del gobierno del estado y que en total apego a la Hacienda Municipal, se coordine con este gobierno”, señaló Rivera.