El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta insistió en que concretará la designación de una delegada de seguridad pública en la capital, pese al rechazo de la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco.

El mandatario declinó a opinar sobre los señalamientos que la presidenta municipal hizo este jueves, acerca de que excolaboradores de Rafael Moreno Valle hoy lo asesoran e intentan controlar la Secretaría de Seguridad Ciudadana del municipio capitalino, con el argumento de que no entrará en confrontaciones.

“No voy a entrar a esa confrontación. Es evidente que ella no va a acatar voluntariamente la decisión que tomé como gobernador en base a las atribuciones constitucionales que tengo y entonces los procedimientos legales serán los que tomen el curso para que esto se resuelva. No voy a entrar en un pin pon que a ustedes les gustaría; no, yo no”, comentó.

A través de un mensaje transmitido por redes sociales, Rivera Vivanco rechazó la designación Carla Morales Aguilar como delegada de seguridad en el municipio y acusó que asesores de Barbosa que antes fueron colaboradores de Moreno Valle, intentan ahora tomar el control de la dependencia en cuestión, en referencia a Ardelio Vargas Fosado.  

No entraré en una confrontación

En conferencia de prensa, el gobernador fue interrogado sobre la acusación de la alcaldesa, así como también sobre el anuncio que ésta hizo acerca de que ya hubo una mediación del gobierno federal en el conflicto, pero rechazó ahondar en el tema, al asegurar que ello ampliaría la confrontación.

Sin embargo, puntualizó que actuará en los términos que la Constitución le permita para concretar el nombramiento de Morales Aguilar, pues aseguró que su interés es garantizar la integridad de los capitalinos.

El gobernador sostuvo que en el transcurso de la gestión de Rivera Vivanco no ha habido colaboración con su gobierno para realizar operativos, no obstante, dijo que, ante ese escenario, las fuerzas estatales seguirán haciendo patrullaje en la capital.

Por la mañana del jueves, el gobernador acusó a la policía capitalina de proteger a bandas criminales y anunció la presentación de denuncias penales en contra de los mandos de la corporación.