El ayuntamiento de Puebla pidió la suspensión de actividades por un mes de auditorios, balnearios, centros comerciales, centros deportivos y sociales, cines, clubes de servicio, gimnasios, plazas comerciales y salones para eventos sociales para evitar contagios de coronavirus.

A través de un comunicado, planteó que la medida se aplique del día 20 de marzo hasta el día 20 de abril de este año, sin embargo no se prevén sanciones para quien no se sujete a ello.

El exhorto va dirigido para los establecimientos comerciales que involucren la congregación, concentración, afluencia y movilidad de personas.

Además pide a los establecimientos comerciales y de servicios abiertos al público como supermercados, que sigan de forma estricta las medidas preventivas y protocolos de sanidad.

Entre estos se encuentran colocar dispensadores de gel antibacterial a base de alcohol al 76 por ciento en los accesos principales, controlando su aplicación por el personal del establecimiento.

Hacer limpieza y desinfección constante en los carritos de compras, canastas y utensilios de uso común.

Se pide que el personal de cajas también use gel antibacterial así como cubrebocas y guantes.

No permitir laborar a personas mayores de 60 años, con alguna enfermedad crónica degenerativa o sistema inmune comprometido y a las mujeres embarazadas o en lactancia.

Y que se realice la desinfección constante de baños, así como contar con el abastecimiento de jabón.

A los compradores se les plantea acudir solamente una persona a hacer las compras, evitando hacerlo en grupo y en familia, comprar estrictamente lo necesario y en las filas de cajas guardar una distancia de 1.50 metros (2 pasos) entre una persona y otra.

De forma general, se reitera el llamado a seguir las recomendaciones de prevención señaladas por la autoridad sanitaria, así como las emitidas por el Ayuntamiento de Puebla y evitar acudir a lugares con concentración de personas, mantenerse en sus domicilios y limitar su desplazamiento a causas estrictamente necesarias.