El gobierno de Puebla confirmó 12 contagios de Covid-19 hasta este jueves y está por confirmar 35 casos más.

El secretario de Salud del estado, Jorge Humberto Uribe Téllez, informó que se vigila la salud de 140 personas que tuvieron contacto con quienes resultaron positivas, pues los casos son importados o asociados a importación.

En una conferencia de prensa que el gobierno del estado organizó este jueves, pidió a la población cumplir medidas sanitarias como lavado de manos y permanecer en casa, para evitar la propagación de patógeno, pues reconoció que en caso contrario la situación podría agravarse. 

Suman 12 casos oficiales  

La Secretaría confirmó dos nuevos casos este miércoles: el primero se trata de una persona que recibió una visita de Sudamérica y el segundo es un poblano que viajó a Vail, en Estados Unidos.

Con los dos nuevos contagios, suman 12 los detectados por las autoridades desde el 10 de marzo, cuando el primer paciente fue ubicado, el cual es un capacitador de Volkswagen que fue dado de alta pues no presentó síntomas.

El secretario de Salud refirió que hay 17 casos cuyas pruebas fueron practicadas por laboratorios privados y resultaron positivas, pero aún falta que los resultados sean corroborados por las autoridades sanitarias estatales.

Además hay 18 bajo análisis directo de la administración estatal.

El funcionario indicó que el estado aún está en fase uno de la contingencia sanitaria, pues los casos son importados y aún no hay transmisión local.

Puebla podría convertirse en el estado con más casos

A su vez el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta refirió que Puebla podría convertirse en uno de los estados del país con más casos, ante el alto número de personas que viajan al extranjero.

Como ejemplo, mencionó el caso de una familia que acudió a Vail, Estados Unidos y que regresó con el patógeno, posteriormente hizo vida social sin tomar en cuenta que podría contagiar a otras personas. “Qué daño hizo ese viaje a Vail”, acotó.

En ese sentido, dijo que se reunirá con el Consulado de México en Estados Unidos para establecer protocolos de revisión a los connacionales que deseen regresar al estado durante la próxima Semana Mayor.