El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sostuvo que la designación de Carla Morales Aguilar como delegada de seguridad pública en el municipio de Puebla no requiere la aprobación del Cabildo. 

El mandatario indicó que hizo uso de la facultad que la Constitución local le otorga para realizar ese nombramiento, el cual ya concretó y notificó a la alcaldesa capitalina Claudia Rivera Vivanco.

Sin embargo, el gobernador indicó que según diálogo con la presidenta municipal, la presentación de la nueva delegada se llevaría a cabo este miércoles en una sesión ordinaria de Cabildo.

“Mañana a las 9 de la mañana la designa el Cabildo, espero. Yo ya la designé, pasar por el Cabildo no es una condición para que sea Carla, y yo ya la designé”, comentó.

La toma de protesta de Morales Aguilar estaba prevista para este viernes, en una sesión extraordinaria de Cabildo, pero el punto fue retirado súbitamente por Rivera Vivanco.

En la misma reunión, la alcaldesa enlistó una propuesta para crear una dependencia que sería dirigida por Lourdes Rosales Martínez, quien será sustituida por Morales en la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

En una entrevista que otorgó el viernes pasado, el mandatario rechazó que la designación de Morales sea una imposición, pues recordó que la Constitución lo faculta para nombrar a un delegado en el área de seguridad en la capital, y en uso de atribución, así como en acuerdo común con Claudia Rivera, se realizó el nuevo nombramiento, para lograr mejoras en esa área.