La empresa Ferrosur hizo un llamado al gobernador Miguel Barbosa Huerta a que “propicie” la liberación pronta de las vías del tren bloqueadas por integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en el municipio de Lara Grajales.

Desde el pasado 26 de febrero, supuestos maestros impiden el paso de trenes a la altura del poblado de San Marcos, en demanda de cambios en el reglamento de elecciones de su sindicato, mayor presupuesto educativo, cambios en el sistema de escuelas normales y de contar con más plazas.

Este jueves, Ferrosur indicó a través de un comunicado que se ha visto imposibilitado para movilizar sus unidades y por ello, obligado a suspender las documentaciones de carga en las rutas que corren de los puertos entre Veracruz, Coatzacoalcos y el Valle de México.

“Asimismo, nuestra terminal de operaciones en Puebla se encuentra ya saturada y la situación ha vuelto inevitable que dentro de pocas horas algunos trenes queden detenidos en vías donde se podría obstruir el derecho de paso convenido con las autoridades locales”, señala.

Por ello hizo un llamado al gobernador Luis Miguel Barbosa, a las autoridades del estado de Puebla y a todas las autoridades competentes, para que “mediante sus buenos oficios políticos y en ejercicio de sus atribuciones de ley, propicien la liberación pronta de las vías férreas afectadas”.

Detalló que la interrupción del servicio del ferrocarril en el estado de Puebla genera efectos negativos severos en contra del suministro de mercancías e insumos indispensables para numerosas industrias y actividades comerciales en todo el país.

“Su prolongación por tanto tiempo acumula esos efectos y se convierte en un problema de amplio impacto. Reiteramos nuestra disposición a colaborar en las medidas necesarias para aligerar los daños causados por esta situación y nuestro compromiso con el mejor servicio a los usuarios del transporte ferroviario”, concluyó.

Cabe señalar que también hay bloqueos en Tlaxcala y Veracruz.