Enfermos de cáncer fueron tratados con un medicamento que no contaba con la autorización de la Cofepris. El medicamento llegó de Francia y aún no se garantizaba su idoneidad ni su adecuado manejo.

En septiembre de 2019, el gobierno federal compró metotrexato para tratar a enfermos de cáncer, pero el medicamento aún no tenía permiso para ser administrado en México.

En una nota que publica el portal Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad se asegura que médicos de hospitales públicos denunciaron que el metotrexato se usó para tratar a pacientes, sin que se tuviera el registro sanitario de la Cofepris.

Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, reconoció que el medicamento no tiene registro de la Cofepris, pero precisó que sí tiene el de la Agencia Europea de Medicamentos.

“Médicos denuncian que el metotrexato fue importado y distribuido a pesar de que la Cofepris no había otorgado el permiso que garantiza no solo la idoneidad de la sustancia sino su adecuado manejo. En similar condición estaría el fármaco vincristina, también para cáncer”.

“Al menos un medicamento para tratamiento de cáncer comprado el año pasado por el gobierno federal para combatir el desabasto se administró a pacientes sin contar con el registro sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris)”.

En la nota que publica el portal Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad se asegura que en la página de la Cofepris no aparece el registro sanitario de Laboratorios Mylan, del metotrexato, ni tampoco el del medicamento llamado vincristina.

“El metotrexato, que llegó en septiembre de Francia, no tenía el permiso normativo para ser administrado en México y a pesar de eso fue distribuido por las autoridades del sector salud, según testimonios recolectados por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad con médicos de hospitales públicos e institutos de salud. Esas fuentes hablaron bajo condición de permanecer en el anonimato”.

“Hasta el día de ayer, en la página de Cofepris no aparece el registro sanitario del productor Laboratorios Mylan para el metotrexato. Tampoco el del medicamento oncológico vincristina, que recientemente se compró a Pfizer y que llegó de Estados Unidos para ser administrado a niños con cáncer”.

Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, aseguró que los medicamentos para el cáncer que compró el gobierno mexicano son de buena calidad y que tienen permisos de otros países.

“El subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, confirmó que el metotrexato se adquirió sin registro sanitario de Cofepris. Sin embargo, el funcionario alegó que el medicamento tiene las aprobaciones de EMA, la Agencia Europea de Medicamentos, y que la importación fue posible gracias a un convenio internacional firmado por México”.

 “’México hará uso de un convenio internacional con países de más altos estándares de regulación reconocidos por la Organización Mundial de la Salud’, dijo López Gatell”.

“Según el subsecretario a cargo del abasto de medicamentos, tal convenio no se había utilizado porque las empresas farmacéuticas mexicanas tenían cooptado el mercado y la regulación”.

López Gatell negó que las miles de dosis del medicamento para el cáncer que llegaron en septiembre fueran de dudosa calidad, porque tienen registros de otros países”.

“El subsecretario encargado del abasto de medicamentos aseguró que aunque no tengan registro sanitario de México, cuando llegan los medicamentos importados Cofepris realiza una inspección sanitaria”.

Esta investigación fue publicada originalmente en https://contralacorrupcion.mx/medicamento-cancer-registro-cofepris/