Además de huellas de sangre y rastros de masa encefálica, autoridades ministeriales hallaron una fotografía y una hoja blanca con el nombre de un varón, en la camioneta decomisada a los tres presuntos asesinos de los estudiantes de medicina y chofer de Uber en Santa Ana Xalmimilulco, perteneciente al municipio de Huejotzingo.

Lo anterior, según lo revelado ayer en la audiencia inicial en la que Pablo de Jesús N, de 46 años de edad, Ángel N, de 23 y Lisset N, de 22 años, fueron presentados ante un juez de control por el delito de usurpación de funciones públicas.

Durante el acto jurídico, la representante de la Fiscalía de Puebla señaló que el día 24 febrero, agentes ministeriales fueron alertados del levantamiento de cuatro cadáveres, tres hombres y una mujer, entre ellos alguien identificado como Josué Emanuel N, conductor de un automóvil Chevrolet Beat, 2020, color gris con placas de Puebla, al cual, a decir de la propietaria de la unidad dada de alta en la plataforma Uber, le habían robado el citado vehículo.

Tras rastreo GPS, las autoridades obtuvieron la ubicación del vehículo por lo que se dirigieron a la zona. En el trayecto encontraron a otros colegas a quienes solicitaron apoyo para seguir con el recorrido de búsqueda.

En grupo y tras continuar con la búsqueda, los agentes estatales de investigación descubrieron que frente a una casa roja con puerta negra estaba estacionada una camioneta  BMWX5 color blanco, con estrobos de luz roja y azul tipo policial, y placas del estado de Guerrero con gente a bordo.

Ahí, observaron a Pablo de Jesús N, en el asiento del chofer y tanto a Lisset N, como a Ángel N, cerca de la unidad con chalecos antibalas tipo tácticos, manifestando que los tenían para sentirse “seguros” ya que vivían en la casa de atrás pero habían salido al mercado.

Tras las revisiones de los agentes ministeriales se descubrió que la unidad tenía impactos de arma de fuego, rastros de sangre y de masa encefálica al igual que teléfonos celulares. En la cajuela había una fotografía y una hoja blanca con el nombre de Edma Jonathan V., y un casquillo percutido.

Ante tal situación los tres sujetos fueron detenidos y puestos a disposición de las autoridades correspondientes. Aunque ayer, por diversas circunstancias fueron liberados por cargos relacionados con usurpación de funciones; al salir de Casa de Justicia de San Andrés Cholula, los dos hombres y la mujer fueron reaprehendidos ahora sí por homicidio y robo de vehículo por lo que incluso se espera que en próximas horas nuevamente sean llevados a audiencia para definir su situación jurídica por el asesinato de dos estudiantes de medicina originarios de Colombia, uno de México y un chofer de la plataforma Uber.