El rector de Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), Emilio Baños Ardavín, hizo un llamado a los estudiantes para aprovechar el momento por el que está pasando la comunidad y lograr un cambio positivo, tanto para México como para Puebla, en el contexto de las movilizaciones estudiantiles.

"Tenemos la responsabilidad histórica de asumir este compromiso con seriedad para encauzarlo hacia la construcción de un verdadero escenario de armonía y de paz. Como ya decíamos, esto implica exigencias pero que estén sustentadas en la unión de la fuerza de una comunidad que quiere construir en conjunto para poder luego exigir resultados", señaló Baños Ardavín.

El rector agregó que se debe compartir el duelo que todos tienen en diferente medida, pero que todos comparten como comunidad universitaria, como sociedad.

"Yo celebro que el espíritu de liderazgo transformador de ver más allá del beneficio propio o de una sola institución; veamos por el bien de la sociedad", expuso.

Frente a una de las puertas de la Upaep clausurada con pancartas y ofrendas para Ximena, Javier y Antonio, el rector recordó que se está atravesando por dos momentos, uno de los cuales implica la discusión de propuestas que den solución a la exigencia máxima a las autoridades, que es la demanda de justicia.

"Acaban de suceder dos momentos importantes, uno que ha sido un proceso de diferentes diálogos y reflexiones de los estudiantes con algunas autoridades y un servidor, y después entre las diferentes mesas directivas y otros estudiantes que se han sumado para tener el inicio de un proceso de consulta para construir una serie de exigencias antes de nuestras autoridades, y de compromisos también", explicó.

Explicó que el segundo proceso es por el que atraviesan las familias de los estudiantes colombianos de intercambio junto con el resto de las víctimas, los cuales atraviesan por un duelo que debe ser aprovechado como una ofrenda para que las cosas cambien para bien.

"El otro momento importante ha sido un encuentro con los padres de familia de Ximena y de José Antonio. El primer acto que uno puede generar en un duelo como este, es una muestra de cercanía, de solidaridad. Ha sido un testimonio fuera de serie el de los padres de Ximena y de José Antonio; mencionaron que ellos disfrutaban de la vida en Puebla y en Upaep", expuso.

El rector también celebró la iniciativa de los estudiantes "porque es tiempo de levantar la voz, de hacer presencia y de que como autoridades seamos capaces de acompañar y de sumarnos", para después concluir con un llamado a brindar un minuto de silencio por las víctimas.

Alumnos piden coherencia

Algunos alumnos buscaron cuestionar al rector para manifestar que necesitaban propuestas y acciones pues dijeron que hasta ahora sólo han escuchado condolencias y no han recibido el respaldo suficiente para garantizar que la movilización vaya a tener un resultado óptimo: “todos mis compañeros que están aquí se sienten igual", expusieron.