El delegado del PRI en Puebla, Américo Zúñiga Martínez, negó haber cometido actos de corrupción como alcalde de Xalapa y se deslindó de las denuncias presentadas contra su gobierno por la nueva administración de Morena.

A pesar de que las investigaciones involucran a 21 exfuncionarios del ayuntamiento, el también exdirigente del tricolor en Veracruz negó ser uno de los imputados.

Con el argumento de que la Contraloría municipal no ha revelado los nombres de los denunciados, descartó ser uno de ellos y se dijo libre de culpa.

En rueda de prensa este lunes presumió que nunca ha tenido ningún problema, “ni siquiera la más mínima falta administrativa”, por lo que aseguró que está limpio de corrupción.

Se jactó de haber concluido su administración en 2017 con finanzas estables y con transparencia, por lo desestimó estar envuelto en algún ilícito.

Exigió a los medios de comunicación que no “politicen” el tema de cara al proceso electoral y retó al gobierno de Morena a acreditar con pruebas las acusaciones hacia su gestión.

“Que el proceso se siga conforme a la ley, pero que no se politice. No he tenido ni una sola falta; ahí están mis cuentas públicas. Si quieren buscar a un ladrón, a un corrupto, aquí no lo van a encontrar”, sentenció.

Con lo anterior rechazó estar citado a comparecer ante la Fiscalía de Veracruz e incluso aseguró que no fue notificado de las denuncias contra sus excolaboradores.

Acusan corrupción

El gobierno de Pedro Hipólito Rodríguez Guerrero (de Morena) interpuso dos denuncias contra 21 exfuncionarios de primer nivel ante la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción de Veracruz.

Las querellas se presentaron desde el año pasado, pero apenas fueron dadas a conocer por el contralor municipal, Jesús Alberto Cabrera, al rendir su informe de trabajo ante el Cabildo el pasado 17 de febrero.

De acuerdo con el portal e-veracruz, el funcionario no precisó los nombres de los denunciados, pero versiones periodísticas de la entidad vecina involucran a Zúñiga Martínez; la ex síndica, Michelle Servín González y ex titulares de secretarías.

El contralor también se reservó los detalles de los delitos que se imputan a cada ex servidor público, así como los hechos que motivaron las denuncias, pues solo refirió en general que se sospechan actos de corrupción.