El ayuntamiento de Xalapa, encabezado por Morena, denunció por presuntos actos de corrupción a la pasada administración de Américo Zúñiga Martínez, ahora delegado nacional del PRI en Puebla. 

El gobierno de Pedro Hipólito Rodríguez Guerrero interpuso dos denuncias contra 21 exfuncionarios de primer nivel ante la Fiscalía Especializada de Combate a la Corrupción de Veracruz.

Las querellas se presentaron desde el año pasado, pero apenas fueron dadas a conocer por el contralor municipal, Jesús Alberto Cabrera, al rendir su informe de trabajo ante el Cabildo el pasado 17 de febrero.

De acuerdo con el portal e-veracruz, el funcionario no precisó los nombres de los denunciados, pero versiones periodísticas de la entidad vecina involucran a Zúñiga Martínez; la ex síndica, Michelle Servín González y ex titulares de secretarías.

El contralor también se reservó los detalles de los delitos que se imputan a cada ex servidor público y los hechos que motivaron las denuncias, pues solo refirió en general que se sospechan actos de corrupción.

A la fecha se desconocen los avances de las investigaciones y si Zúñiga Martínez ha acudido a declarar o se ha defendido para no enfrentar el juicio.

A estas denuncias se suman a otras nueve que Rodríguez Guerrero promovió desde febrero de 2018 por un presunto daño patrimonial de 96 millones de pesos en la gestión priísta, pero de ellas tampoco se saben los avances.

Lo mueven de Veracruz a Puebla 

Zúñiga Martínez llegó a Puebla como delegado nacional del PRI el pasado 11 de diciembre, cuando ya se habían presentado las denuncias contra su gobierno. 

Desde entonces fungió como enlace entre el Comité Directivo Estatal (CDE) y el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), pero mantuvo una postura condescendiente con los gobiernos morenistas de Puebla.

El 3 de febrero asumió la presidencia del CDE tras la renuncia de Lorenzo Rivera Sosa, quien dejó el cargo para competir por un periodo completo de cuatro años al frente del PRI en el estado, ya que solo fungía como delegado presidente desde marzo de 2019.

Zúñiga Martínez tiene como encomienda organizar la elección interna del PRI en Puebla antes de que concluya el mes de abril, tras lo cual dejará la dirigencia y el CEN definirá su futuro.

Antes de arribar a la entidad poblana, fue dirigente estatal del tricolor en Veracruz y en 2018 hasta buscó una magistratura en el Tribunal Superior de Justicia de aquel estado, pero desistió días después de postularse.