Con siete casos, Puebla se colocó como el segundo estado del país con más feminicidios al cierre de enero de 2020, sólo después de Nuevo León que reportó ocho.

Los delitos que tuvieron un mayor aumento en relación con enero de 2019 fueron los cometidos por servidores públicos, así como el robo de maquinaria, narcomenudeo y asaltos a transeúntes.

De forma general, el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) contabilizó 5 mil 224 denuncias, cifra que es ocho por ciento más alta que la reportada en el mismo mes del año pasado, cuando se registraron 4 mil 847.

 

Alta incidencia de feminicidios

Según las estadísticas, Nuevo León fue la entidad con más feminicidios al sumar ocho, y en el segundo lugar se colocó Puebla con siete.

Después se ubicaron Sinaloa (6), México (5), Chiapas (4), Ciudad de México (4), Guanajuato (4), Morelos (4), Tamaulipas (4), San Luis Potosí (3), Veracruz (3), Colima (2), Durango (2), Jalisco (2), Oaxaca (2) y Sonora (2).

Debe decirse que los homicidios de mujeres por razón de género disminuyeron en relación con enero de 2019, pues pasaron de ocho a siete, lo que implicó una reducción del 13 por ciento.

 

Crecen narcomenudeo y robo de maquinaria

El incremento más alto se concentró en los delitos cometidos por servidores públicos, pues las denuncias pasaron de seis a 101 en un año, lo que implicó un aumento de 1 mil 583 por ciento.

El robo de maquinaria subió 633 por ciento, al pasar de 3 a 22.

Las denuncias por narcomenudeo también crecieron de 31 a 55, lo que implica un 77 por ciento.

Por otra parte, los robos a transeúnte en la vía pública aumentaron 38 por ciento, al pasar de 117 a 161.

 

Violencia familiar, al alza

Las autoridades reportaron un aumento del 36 por ciento en las denuncias por violencia familiar, pues en enero de 2019 atendieron 542 mientras que en el mismo mes de este año fueron 738.

Los casos de abuso sexual pasaron de 40 a 62, lo que implica un 55 por ciento más.

 

Reportan reducción en delitos de alto impacto

En contraste se advierte una reducción en las denuncias de delitos considerados de alto impacto, como los homicidios, secuestros, robo de transportistas, asaltos a negocios y a casas habitación.

Los secuestros pasaron de 11 a uno, la diferencia equivale a un 91 por ciento menos, mientras que los robos en carretera se movieron de 244 a 62, lo que implica una baja del 74 por ciento.

Los homicidios dolosos disminuyeron en cinco por ciento, de 78 a 74, mientras que los asesinatos imprudenciales o culposos lo hicieron de 53 a 42, un cinco por ciento.

Los robos de vehículosasaltos a negocio, a casa habitación y en transporte público, bajaron en seis, nueve, dieciocho, nueve y 66 por ciento, respectivamente.

Foto: Especial