En seguimiento a la denuncia por hechos registrados en un establecimiento comercial de la capital poblana, en intervenciones distintas, la Fiscalía General del Estado de Puebla logró la detención de Luis Enrique N. de 29 años de edad, presunto secuestrador y cateó la casa de seguridad en donde halló 16 unidades y diversos indicios.

El 14 de febrero de 2020, sujetos armados ingresaron a un local de venta de autos de la colonia La Paz, argumentando que realizarían una revisión por supuestos actos ilícitos detectados en el lugar. Presuntamente mostraron insignias policiales falsas y al ser descubiertos, amagaron a propietarios y empleados, privando de la libertad a dos varones y robando cinco vehículos además de una motocicleta Yamaha.

Más tarde, los secuestrados aparecerían asesinados.

Agentes Estatales de Investigación realizaron labores de búsqueda y rastreo de dos camionetas Suburban en las que presumiblemente iban las víctimas. La Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) inició Carpeta de Investigación en la que consta que el 16 de febrero, familiares recibieron llamadas exigiendo la cantidad de 2 millones de pesos como rescate.

El 18 de febrero, al realizar un recorrido de investigación, Agentes de la FISDAI detectaron sobre Periférico Ecológico a la altura de la carretera federal a Atlixco a un hombre que circulaba a bordo de una motocicleta que coincidía con las características de la robada el día de los hechos, por lo que le dieron seguimiento.

El indiciado ingresó a una peluquería en la colonia Leobardo Coca de la ciudad de Puebla, donde los elementos lo aseguraron y corroboraron que la unidad era la misma que fue sustraída del local de la colonia La Paz. Luis Enrique N. fue detenido en flagrancia delictiva, en posesión de un arma de fuego, un arma blanca y tres equipos telefónicos, algunos de ellos presuntamente relacionados con el secuestro de las víctimas, quienes fueron localizadas sin vida en la carretera que conduce a Santa Cruz Alpuyeca a la altura del relleno sanitario.

Al continuar la investigación, el 19 de febrero, FISDAI recibió una denuncia anónima sobre un inmueble de San Francisco Ocotlán, municipio de Coronango, en el que presuntamente personas vestidas como policías ingresaban en diferentes vehículos y habrían tenido a dos hombres en cautiverio.

La Fiscalía de Puebla solicitó a la autoridad judicial, orden de cateo del sitio y cumplió la diligencia el 20 de febrero con elementos de la FISDAI, peritos del Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO), un binomio canino de la Secretaría de Seguridad Ciudadana del Municipio de Puebla y Bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

Al interior del inmueble, la Fiscalía aseguró una camioneta Chevrolet Suburban blanca con placas del Distrito Federal, que tenía en su interior: una maleta con dos chamarras con logotipos de la PGR y de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), cuatro chalecos tácticos, una gorra con una placa de la AIC y un porta gafete con insignia de la Fiscalía del Estado.

Una camioneta Chevrolet Suburban negra blindada con placas del Estado de Morelos.

Una camioneta Suzuki Grand Vitara con placas del Estado de Puebla.

Una camioneta Dodge Journey negra con placas del Estado de Veracruz.

Un Jetta negro con placas del Estado de Puebla y que corresponden a una camioneta relacionada con otros ilícitos.

Un Jetta blanco con placas de la Ciudad de México.

Un vehículo Ford Focus blanco con placas del Estado de Puebla

Una cuatrimoto Italika roja sin placas de circulación.

Cuatro pipas de transporte de combustible.

Un tractocamión Kenworth sin placas.

Tres cajas secas y tres dollis.

Durante la inspección, se hallaron también vendas, sellos de la PGR, tres válvulas de paso de combustible, cintas industriales de color gris, un cuchillo y pinzas metálicas.

El lugar, todos los indicios y las unidades vehiculares están aseguradas. La Fiscalía General del Estado de Puebla continúa actos de investigación en torno al caso.