Irma Reyes, tía de Mario Alberto Reyes, el sujeto acusado de asesinar a Fátima, aseguró que lo que menos le interesa es la recompensa de 2 millones de pesos que ofrecieron por la captura, y que lo que quiere es que se haga justicia.

Giovana Mario Alberto están acusados de haber participado en el asesinato de Fátima, una niña de 7 años.

Fuerzas de seguridad detuvieron a Giovana y a Mario Alberto en un domicilio de la comunidad de La PalmaIrma Reyes recibió en su casa a la pareja y cuando se enteró que ellos habían asesinado a Fátima, los denunció.

Las investigaciones indican que Gladis Giovana Cruz Hernández fue quien se llevó de la escuela a Fátima y que la entregó en un domicilio de la alcaldía Xochimilco.

Mario Alberto Reyes Nájera habría recibido a la niña, la atacó sexualmente, la asesinó y arrojó el cuerpo en la alcaldía Tláhuac.

En una nota que publica el diario Milenio con la firma de la periodista Azucena Uresti se asegura que Irma Reyes indicó que no quiere saber si le van a entregar la recompensa o no y que lo único que le interesa es que se aplique la justicia, porque ella también fue violada.

Irma Reyes contó que Giovana le dijo que conocía a la mamá de Fátima y que Mario Alberto le había dicho que quería como regalito a una niña para que fuera su novia, porque si no, lo haría con sus hijas.

Giovana le dijo a Irma Reyes que como Mario Alberto es adicto a la marihuana, ella tuvo miedo y que entonces se decidió a ir por Fátima.

La mujer contó que como Fátima lloraba mucho se espantaron y que Mario Alberto decidió que la mataran.

El jueves 20 de febrero, Omar García Harfuch, secretario de Seguridad de la Ciudad de México, informó que el móvil del asesinato de Fátima no fue por dinero.

Indicó que aún no se habían determinado las causas por las que Giovana Mario Alberto secuestraron y asesinaron a Fátima.

“No fue por dinero, fue un crimen terrible para la sociedad y estas personas ya están detenidas”.

Omar García Harfuch afirmó que por respeto a Fátima no se revelarían las causas del asesinato porque quieren evitar cualquier situación que aliente el morbo.

“Por respeto a la víctima, por respeto a Fátima queremos ser muy cuidadosos en lo que decimos del móvil de por qué fue. Fue un crimen atroz”.

“Fue un feminicidio, es una tragedia verdaderamente grave, no fue por dinero el móvil, de ahí a las intenciones que haya tenido este sujeto en su momento la Fiscalía General de Justicia lo comentará, lo que sí queremos evitar es una situación de morbo de por qué fue, lo que sabemos es que no fue por dinero”.