La cadena de tiendas de autoservicio Walmart de México y Centroamérica debe pagar  impuestos por más de 10.5 mil millones de pesos, al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El monto representa 14.9 por ciento del flujo de efectivo, antes del pago de impuestos y depreciación de 2019 de Walmart México, índice que se considera muy saludable.

El monto tiene origen en presuntas diferencias en el pago de contribuciones por la compra de la división de restaurantes Vips por Alsea, realizada en 2014, según una nota del diario La Jornada.

La compañía se encuentra evaluando sus alternativas legales para impugnar dicha resolución, ya sea por la vía administrativa o judicial.

Walmart confirmó que el SAT emitió un oficio de liquidación en el que le reclama el pago de impuestos por 10 mil 559 millones de pesos.

La cadena de tiendas de autoservicio más grande de México y Latinoamérica presentó un recurso de revocación ante las autoridades fiscales, el cual se encuentra pendiente de resolución, con el fin de que se efectúe una adecuada valoración de todos los argumentos.

Especialistas de la Casa de Bolsa Monex consideraron que Walmart de México podría demostrar que ha cumplido con sus obligaciones fiscales y, por tanto, el oficio no procederá. Dicho proceso podría tomar tiempo para ser solucionado por completo, generando incertidumbre alrededor de la acción.