Un casó ha sacudido Australia, luego de que se diera a conocer la muerte del ex jugador de rugby Rowan Baxter; pero además perdieron la vida su esposa y tres hijos.

La revista People en su edición digital informa que el auto en que viajaban se incendió, y según medios australianos el fuego habría sido causado por el exatleta.

ABC Australia informó que el hombre de 42 años estaba en el asiento del pasajero cuando lanzó gasolina al carro donde se encontraba su esposa Hannah Baxter, de 31 años, y sus pequeños Aaliyah, Laianah y Trey, de 6, 4 y 3 años, respectivamente.

Los hechos ocurrieron el miércoles alrededor de las 8:30 horas (tiempo local) en Camp Hill, en Brisbane, Australia.

El vehículo de Hanna, que conducía ella, estaba estacionado cerca de la casa de sus padres, ya que llevarían a los menores a la escuela.

The Mirror publica que testigos afirman que vieron a Hanna salir del vehículo en llamas y pedir ayuda.

Me lanzó gasolina”, son las palabras que presuntamente dijo la mujer, quien recibió ayuda de una hombre le lanzó agua ya que estaba lavando su auto. Ella fue trasladada al hospital Royal Brisbane, donde falleció a causa de las quemaduras.

Según reportes publicados, el ex jugador de los Nueva Zelanda Warriors también logró salir del carro en llamas y se apuñaló en el pecho hasta morir.

El Courier Mail informó que la pareja se encontraba separada desde el año pasado y estaba enfrascada en una disputa por la custodia de los niños.