Una mujer de 42 años de edad acabó con una lesión de arma blanca en una mano, luego de que discutiera con su esposo el cual al parecer se encontraba en estado de ebriedad, generando incluso que la hija de ambos terminara con crisis nerviosa. El hecho ocurrido este lunes por la noche en una vivienda del Centro Histórico de la ciudad de Puebla, movilizó a diversos cuerpos policiacos, quienes detuvieron al presunto agresor.

A través de una llamada al número de emergencias, policías y paramédicos fueron alertados respecto a que un hombre había apuñalado a sus dos hijas en un domicilio de la avenida 11 Oriente entre las calles 16 de Septiembre y 3 Sur.

Tras la petición de ayuda, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del municipio de Puebla, y paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) se trasladaron al lugar, donde tomaron conocimiento de que en realidad todo derivó de una discusión de pareja.

Se supo que el esposo de la víctima llegó alcoholizado por lo que comenzó a discutir con su esposa, quien se defendió con un sartén pegándole en la cabeza, mientras que el sujeto tomó un objeto punzocortante para lesionar a la mujer en la mano derecha.

Ante la pelea de sus padres, una joven de 18 años de edad presentó crisis nerviosa. Por lo anterior, tanto la mujer adulta como su hija fueron atendidas por los técnicos en urgencias médicas, mientras que los policías del municipio detuvieron a José N, de 48 años, quien quedó a disposición del agente del Ministerio Público por el delito de violencia familiar.