Ante el feminicidio de la poblana Ingrid Escamilla, el Colectivo Xochiquetzalli del Colegio de Historia de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) instaló un altar y realizó un homenaje a la joven, al tiempo en que exigió un alto a la violencia feminicida.

A través de redes sociales las alumnas convocaron a miembros de la comunidad universitaria para participar, aportando veladoras y flores, pero también cruces rosas, entre las que colocaron el nombre de Ingrid en su memoria.

Con una fotografía al centro, alumnas del Colegio de Historia y de otras facultades respondieron al llamado en redes sociales. Dieron lectura a poemas junto con un pronunciamiento en el que el colectivo repudió el feminicidio de la joven y de miles de mujeres en el país.

Al respecto, Marian Bertheau, alumna del Colegio de Historia, cuestionó que indignen en Puebla las pintas que se hacen en paredes y monumentos para visibilizar la violencia contra las mujeres, pero se haga burla del reciente crimen.

"Es frustrante que la sociedad se indigne más por paredes pintadas y no se indigente por feminicidios, como los de Ingrid. Cómo es posible que la sociedad esté tan mal que hace memes de su feminicidio", expuso.

Por este motivo los alumnos no dejaron pasar la oportunidad de reprobar lo ocurrido a la joven poblana radicada en la Ciudad de México, y exigir que desde todos los sectores de la sociedad se tomen medidas para frenar la violencia contra las mujeres

Otra alumna que acudió tras el llamado fue Lucyailin González, de la licenciatura de Enfermería, quien consideró importante formar parte de este reclamo, pues las autoridades deben de garantizar seguridad a las mujeres y en general debe de haber paz para la sociedad.

"Como mujer estoy harta de que exista tanta violencia en nuestro país, estoy harta de tener que vivir con miedo y de salir a las calles y no saber si te va a pasar algo. Yo apoyo el movimiento porque quiero un México seguro", enfatizó.