El proceso para reelegir a Salvador Pérez Xilotl en el sindicato del Organismo Operador de los Servicios de Limpia (OOSL) derivó esta tarde en un enfrentamiento entre opositores a la dirigencia y un grupo de choque.

De acuerdo con trabajadoras de barrido manual, una treintena de hombres ajenos al sindicato que resguardaba los accesos al lugar donde se realizaba la votación, en San Baltazar Campeche, agredió a algunos trabajadores.

Hacia las 13:00 horas se suscitaron golpes, empujones e incluso el grupo de civiles usó gas lacrimógeno para obligar a los inconformes a alejarse de la entrada del inmueble.

"Salvador Perez Xilotl hizo ilegal esta asamblea mandando gente de choque, gente que no sé de dónde vienen, ya nos jalonearon, ya nos golpearon", expresó la trabajadora Elizabeth Pérez Franco.

Agregó que el gobierno de Claudia Rivera Vivanco ha respaldado a Pérez Xilotl pese a denuncias de irregularidades al interior del sindicato y la hizo responsable de agresiones.

En contraste con la protesta del 13 de enero en el Centro Histórico cuando detuvieron a 16 de sus compañeros, agregó, en esta ocasión las fuerzas policiales del municipio no intervinieron.

Las naranjitas adelantaron que en próximas horas levantarían denuncias formales por los hechos y que también tienen previsto recurrir a organismos defensores de derechos humanos.

Entre las quejas de los opositores ante la renovación de dirigencia en el Sindicato de Limpieza, Recolección y Actividades Conexas "General Ignacio Zaragoza", está que la votación se organizó para hoy sin las asambleas y el registro de planillas previos que prevén los estatutos.

Según las autoridades laborales, el periodo para el actual grupo en el poder culmina el próximo 7 de febrero y hacia las 15:00 horas el grupo de Xilotl Pérez no había informado resultados de la votación.