Trabajadores despedidos por la actual administración municipal de Puebla, por oponerse a los dirigentes sindicales,  advirtieron que las organizaciones gremiales podrían emplearse para boicotear el gobierno de Claudia Rivera Vivanco. 

A nombre de trabajadores despedidos del Ayuntamiento de Puebla y del Organismo Operador del Servicio de Limpia, Antonio Ramírez dijo que un ejemplo es el caso de Gonzalo Juárez Méndez, dirigente del Sindicato Único de Empleados y Trabajadores del H. Ayuntamiento de Puebla, Instituciones Paramunicipales y Organismos Públicos Descentralizados "Licenciado Benito Juárez García".

Los despedidos señalaron cómo en la reciente campaña electoral se buscó sumar al dirigente  para, con el morenovallismo,  ir en contra de la candidatura de Rivera Vivanco.

"Es de su conocimiento y de dominio público que el pelele de Gonzalo Juárez Méndez, es fácilmente manipulado por Tony Gali y Luis Banck a cambio de dinero y prebendas", señala el comunicado leído por Ramírez.

El uso de las fuerzas sindicales para ir en contra de la misma administración municipal ya se dio en el trienio del ex edil Eduardo Rivera Pérez, quien mantuvo una relación tensa con las dirigencias, agregó.

Además de denunciar la posibilidad de boicot en la administración de Rivera Vivanco, los inconformes agrupados en el Movimiento de Regeneración Sindical, pidieron por segunda ocasión que la alcaldesa electa los escuche para analizar su situación.

"Que sean revisados nuestros despidos injustificados y en estricto apego a derecho seamos reinstalados en nuestras fuentes de trabajo", agregaron los despedidos de ayuntamiento.