El Movimiento Antorchista Poblano (MAP) anunció que impugnará en tribunales y sacará a las calles a miles de sus agremiados para protestar porque el IEE impidió la formación de su partido político.

Al calificar de ilegal la decisión del Instituto Electoral del Estado (IEE), el vocero Aquiles Montaño Brito advirtió bloqueos y marchas en varios puntos de la capital con al menos 40 mil personas, que es el número de afiliados que suma el MAP.

En rueda de prensa este jueves defendió que las protestas son un derecho ciudadano y se ejercerá “aunque la gente critique” a los antorchistas.

En lo que hace a la impugnación señaló que se agotarán todas las instancias, es decir, que primero se recurrirá al Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) y luego al TEPJF, en caso de no ser favorecidos.

Sin precisar cuándo se presentará el recurso de apelación a nivel local, aseguró que se llegará a la sala regional y luego a la superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Acusan sumisión del IEE

El dirigente estatal del MAP, Juan Manuel Celis Aguirre, acusó que el IEE bloqueó al partido de los antorchistas por órdenes del gobierno estatal.

A su parecer hay un interés político “muy importante” de que Antorcha no sea partido, tanto a nivel local como nacional, pues el grupo en el poder “teme” de la agrupación.

Aseguró que Morena sabe que “puede perder” la mayoría de alcaldías y diputaciones en 2021, por lo que se empeña en impedir las nuevas opciones políticas.

Denuncian ilegalidades 

Montaño Brito insistió en que la negativa del IEE es ilegal porque el propio instituto avaló las asambleas constitutivas del MAP, así como el registro de sus afiliados.

La sustitución de Podemos por Puebla por el Movimiento Antorchista también fue permitida por el organismo, así que la resolución del miércoles la vio como arbitraria y fabricada desde el gobierno del estado.

El IEE concluyó que el MAP no podía continuar en la contienda por el registro de nuevo partido por considerar que fue ilegal su ingreso a la competencia, el cambio de nombre y que se vulneraron los derechos políticos de la representante de Podemos, Camerina Viveros Domínguez.