Andrés Manuel López Obrador propuso rifar el avión presidencial el 5 de mayo, el día en que se celebra la Batalla de Puebla.

En el centro del prototipo de boleto que Andrés Manuel López Obrador presentó se observa el Boeing 787 Dreamliner y encima la leyenda Premio Mayor: Avión Presidencial. En el extremo derecho se lee la fecha del sorteo: Martes 5 de mayo de 2020.

Durante la presentación, Andrés Manuel López Obrador indicó que sólo se trata de un modelo del boleto y que la semana que entra se decidirá si se rifará el avión presidencial.

Afirmó que no quiere que el que gane el avión presidencial eche a perder su vida y la de su familia, porque no quiere tener ese cargo de conciencia.

“No quiero que nadie se eche a perder, que se destruya una familia, y no quiero cargar con esa culpa, parece un asunto menor, pero a mí me preocupa”.

“Cómo le hacemos para que el que se saque el premio no se desgracie, no afecte a su familia, que pueda tener este bien, pero que lo aplique adecuadamente, que sea un bien para toda la familia”.

Andrés Manuel López Obrador consideró que la persona que gane el avión presidencial lo podría vender y poner el dinero en un fideicomiso, del cual sólo fuera gastando los intereses.

El viernes 17 de enero, Andrés Manuel López Obrador planteó la posibilidad de rifar el avión presidencial para que el gobierno no siga pagando los gastos de mantenimiento. Indicó que se venderían 6 millones de boletos de 500 pesos y que se obtendrían 3 mil millones de pesos.

“Serian 6 millones de números, de cachitos, para que se entienda, a 500 pesos, son 3 mil millones.  Se le daría al que ganara el avión un servicio de operación de uno o dos años, esto es vender los números”.