Ricardo Monreal Ávila, coordinador de senadores de Morena, evitó hablar sobre la elección de la dirigencia de su partido y aseguró que está concentrado en su trabajo legislativo.

El domingo 26 de enero el Congreso Nacional de Morena destituyó a Yeidckol Polevnsky de la presidencia del partido y nombró a Alfonso Ramírez Cuéllar.

Ricardo Monreal descartó que alguna persona esté autorizada para hablar en su nombre, aunque sea su suplente en el Senado.

“Ustedes recordarán que hace unos meses decidí que no habría de emitir opinión alguna sobre Morena y que no iba a generar ninguna intromisión ni me iba a involucrar en la vida partidaria de Morena ni de ningún otro partido. Sigo en lo mismo. Hoy ratifico que no me voy a involucrar y que estoy alejado de la vida partidaria”.

“Incluso, me permito afirmar que nadie tiene mi representación para hablar en mi nombre sobre el partido ni para intervenir en la vida partidaria, así se trate de mi suplente al Senado. No tiene mi voz, no tiene mi representación. Lo estimo y lo respeto, pero no lleva nadie, ni él ni nadie, mi voz”.

El senador indicó que Morena está en lo más profundo de su corazón y que no se va a involucrar en la elección de la dirigencia.

“Morena sigue estando en lo más profundo de mi corazón y no me voy a involucrar. Por eso mismo no voy a opinar, ni nadie está autorizado para que pueda expresar a mi nombre alguna posición. Sí, soy fundador, lo tengo en lo más íntimo de mi corazón a Morena”.

En su cuenta de Twitter, Ricardo Monreal publicó un mensaje en el que afirmó que no tiene voceros y que tampoco está creando un nuevo partido político.

“De manera insistente he afirmado que no emitiré ningún comentario u opinión en torno a Morena; no me involucraré en la vida partidaria; no tengo representantes ni voceros en el partido ni estoy creando otro y dedicaré todo mi tiempo a mi responsabilidad constitucional. Lo reitero”.