Xi Jinping, presidente de China, reconoció que en su país la epidemia de coronavirus se está acelerando y que la situación es grave.

Versiones extraoficiales indican que el coronavirus ha provocado la muerte de 41 personas y que se han infectado mil 200.

El presidente chino afirmó que le podrán ganar la batalla al coronavirus si trabajan juntos en la prevención científica y en la curación de la enfermedad.

“Mientras tengamos firme confianza, trabajemos juntos, (en la) prevención científica y curas, y políticas concretas, seremos capaces, con seguridad, de ganar la batalla”.

La agencia Xinhua indicó que el presidente chino reconoció la gravedad de la situación que atraviesa su país y pidió unión y dirección para enfrentar al coronavirus.

“Ante la grave situación de una epidemia que se acelera, es necesario reforzar la dirección centralizada y unificada del Comité Central del Partido”.

La administración de Xi Jinping creó un grupo que responda a la epidemia y acordó que trabajarán bajo las órdenes del comité central del Partido Comunista chino.

“En la reunión se decidió que el Comité Central del Partido estableció un grupo líder para la respuesta a la epidemia y llevó a cabo su trabajo bajo la dirección del Comité Permanente del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China”.

El presidente chino pidió a sus colaboradores que su prioridad sea cuidar de la salud y salvar la vida de los ciudadanos para poder detener la epidemia.

“Los departamentos deben poner la vida y la salud de las personas en primer lugar, formular planes exhaustivos, para frenar con determinación la propagación de la epidemia”.

Indicó que en la ciudad de Wuhan, donde surgió la variante del virus, se adopten medidas severas que prevengan la proliferación y que se aísle y se atienda a todos los infectados con el coronavirus.