Las autoridades chinas informaron que hasta el momento el coronavirus ha provocado la muerte de 25 personas.

Indicaron que han registrado 830 casos positivos de coronavirus y que los pacientes se encuentran bajo observación y cuidados médicos.

La Comisión Nacional de Salud de China indicó que mantienen la vigilancia de mil 71 personas que podrían haberse contagiado con el coronavirus.

El martes 21 de enero se reportó que Wang Guangfa, un médico chino que estudiaba el virus que produce una enfermedad parecida al síndrome respiratorio agudo y grave, conocido como SARS, se contagió y que ya estaba bajo tratamiento.

El medico aceptó que fue diagnosticado con la nueva enfermedad y aseguró que estaba en buenas condiciones.

Se cree que el médico Wang Guangfa contrajo la infección en Wuhan, una ciudad de China, cuando acudió a investigar la variante del virus.

Wang Guangfa aseguró que le inyectarían un medicamento y que no deseaba que los medios de comunicación se centraran en su caso.

El jueves 23 de enero, la Organización Mundial de la Salud informó que el brote de coronavirus que surgió en China es de un alto riesgo regional, pero precisó que aún no es una emergencia mundial.

El comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud indicó que aún es demasiado pronto para declarar una emergencia mundial, pero no ocultaron la gravedad de la situación.

“No se equivoquen. Esta es una emergencia en China, pero aún no se ha convertido en una emergencia sanitaria mundial. La evaluación de riesgos de la OMS es que el brote es un riesgo muy alto en China y un alto riesgo a nivel regional y mundial”.