Familiares de Juan Vera Carrizal, ex diputado del PRI ligado al ataque con ácido a la saxofonista María Elena Ríos, denunciaron que las autoridades catearon de manera ilegal tres domicilios.

El 9 de septiembre, la saxofonista María Elena Ríos fue atacada con ácido cuando caminaba hacia su casa. La joven resultó con quemaduras graves en el rostro y el cuerpo y desde entonces se encuentra bajo tratamiento médico.

Maribel Pérez Santaella, abogada de Ashlye Vera, hija del ex diputado priísta, afirmó que los agentes no les mostraron una orden de cateo y que esposaron a las mujeres y a los niños que había en el domicilio.

La defensora afirmó que durante el cateo, el personal que realizó la diligencia les robó sus teléfonos celulares y las golpearon.

“No mostraron la orden de cateo, realmente no sabemos si existe la orden; queremos pensar que existe pero no nos consta. Queremos suponer que la finalidad era buscar a las personas que sí están imputadas en la comisión de este delito. Sin embargo, no nos consta que a ellas las estuvieras buscando”.

En una nota que publica el diario El Universal se asegura que la abogada indicó que durante el cateo los agentes les quitaron los celulares para impedir que grabaran.

La abogada señaló que es posible que los agentes se hayan apoderado de los celulares para rastrear e intervenir los teléfonos del ex diputado Juan Vera Carrizal.

“Somos respetuosos y si la fiscalía realiza su trabajo con la debida diligencia y las acciones tendientes para esclarecer los hechos y en su momento llega a esclarecer los hechos y llegar a la verdad, también seremos respetuosos de eso. Nosotros no estamos obstruyendo la investigación, no estamos obstruyendo la justicia”.