La esposa de Juan Antonio Vera Carrizal, ex diputado del PRI, acusado de ordenar arrojarle ácido a la saxofonista María Elena Ríos, denunció que ha recibido amenazas de secuestro y de linchamiento mediático.

En un documento que envió a los medios, la esposa del ex diputado indicó que en redes sociales, incluso se han promovido campañas para que alguien le arroje ácido a cualquiera de los familiares de Juan Antonio Vera Carrizal.

El 9 de septiembre, la saxofonista María Elena Ríos fue atacada con ácido cuando caminaba hacia su casa. La joven resultó con quemaduras graves en el rostro y el cuerpo y desde entonces se encuentra bajo tratamiento médico.

La esposa del ex diputado indicó que ella y su familia no tienen nada que ver con la acusación que se le ha lanzado a Juan Antonio Vera Carrizal.

“Los delitos y las penas no deben sobrepasar de las personas que los cometen, así lo establece la Constitución Federal y demás leyes secundarias. Por esta razón repruebo enérgicamente que por estos hechos, se esté llevando en contra de mis hijos, familiares y bienes, acciones de amenazas, tentativas de secuestro y un linchamiento mediático infundado”.

Aseguró que los medios de comunicación han difundido informaciones inexactas en contra de su esposo, porque por la naturaleza de la investigación son datos que no se pueden revelar.

“Mis hijos y yo negamos categóricamente toda participación en los hechos, en cualquiera de sus formas, en tanto que poco a poco nos hemos ido enterando de una gran diversidad de hechos, de los cuales se infiere que a mi esposo se le está perjudicando injustamente por razones políticas y por otro tipo de intereses, así como por competencia desleal de quienes en tiempos recientes se decían que sus amigos o sus socios y que ahora aprovechándose de las circunstancias están obteniendo grandes beneficios económicos y financiando a terceros (as) para perjudicarlo”.

La mujer aseguró que hay personas interesadas en apropiarse de los bienes de Juan Antonio Vera Carrizal y consideró que es posible que ellas tengan responsabilidades en el ataque a la saxofonista.

“Sabemos también que la esposa de un empresario del mismo giro comercial puede tener responsabilidad con lo ocurrido con la ofendida; pues ahora, sin razón alguna ambas se ocultan o han desaparecido”.

Indicó que la hermana de la saxofonista María Elena Ríos ha declarado que sospecha de muchas personas y que ha dado varios nombres de quienes quieren perjudicarlas.

“Luego entonces, el Ministerio Público también tiene la obligación legal que impone el Código Nacional de Procedimientos Penales de agotar todas estas líneas de investigación posibles sobre los hechos y no centrarse solamente en una”.

Foto: Noticieros Televisa