Con la clausura simbólica del palacio municipal, la dirigencia del PAN en Puebla capital reprobó el gobierno de Claudia Rivera Vivanco por los malos resultados en seguridad y exigió que el Congreso intervenga en la destitución de funcionarios.

La mañana de este domingo los panistas colocaron una lona en la puerta del ayuntamiento con el mensaje “reprobado en seguridad”, para manifestar su condena a la gestión de la edil morenista tras las estadísticas negativas en materia de seguridad.

La protesta fue realizada por el dirigente municipal del partido, Jesús Zaldívar Benavides; la secretaria General, Guadalupe Arrubarrena García y el regidor Enrique Guevara Montiel.

En rueda de prensa reprobaron que Puebla sea la ciudad con la mayor percepción de inseguridad en el país, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), publicada la semana pasada por el INEGI.

De acuerdo con el informe, por primera vez Puebla obtuvo la peor percepción de seguridad de todo el país, pues el 92.7 por ciento de sus habitantes la consideran insegura para vivir.

Arrubarrena García señaló que los malos resultados son consecuencia de la falta de estrategia y planeación para combatir la delincuencia.

A la vez criticó que la alcaldesa use como excusa que la inseguridad fue heredada por administraciones pasadas, ya que ahora tiene más de un año en el cargo y ya tendría que haber hecho algo para contenerla.

 

Exigen cambios de secretarios

Guevara Montiel calificó de “insostenible” la situación y exigió la destitución del personal encargado de la seguridad, empezando por Lourdes Rosales Martínez y René Sánchez Galindo, titulares de las secretarías de Seguridad Ciudadana y Gobernación Municipal.

Ante la negativa de Rivera Vivanco para hacer cambios en su gabinete, el regidor pugnó porque intervenga el Congreso del estado, aunque este es dominado por la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES).

A esta petición sumó la de analizar la revocación de mandato de la edil morenista debido a los malos resultados en seguridad, pero también por el subejercicio de 800 millones de pesos el año pasado.

Zaldívar Benavides denunció que los errores del ayuntamiento se deben a la falta de experiencia e improvisación con la que actúa Rivera Vivanco, por lo que exigió elaborar y ejecutar una estrategia para atender los principales problemas de la capital, pues reconoció que será difícil una destitución por parte del Congreso del estado.