Puebla es la ciudad con la peor percepción de seguridad del país, pues el 92.7 por ciento de sus habitantes la consideran insegura para vivir, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), con corte a diciembre de 2019.

Este indicador creció más de 10 puntos en el último trimestre, ya que en septiembre de 2019 era de 83.1 y al cierre del año llegó a 92.7 por ciento.

El último resultado rebasa además en casi 20 puntos la media nacional que es de 72.9 por ciento.

Esta es la primera vez que la Angelópolis figura en la primera posición a nivel nacional en la encuesta, aunque fue en diciembre de 2018 cuando alcanzó su percepción de inseguridad más alta con 93.4 por ciento, sin embargo otras ciudades la rebasaron.

Lidera Puebla sensación de inseguridad 

Según informó el Inegi, durante diciembre de 2019 fueron interrogados 1 millón 603 mil 188 habitantes de la capital mayores de 18 años, de los que el 92.7 por ciento dijo sentirse inseguro y el 7.3 por ciento señaló lo contrario.

Con ese porcentaje, Puebla se colocó como la ciudad con el índice de percepción más alto, después de Tapachula, Ecatepec de Morelos, Uruapan, Fresnillo y Tlalnepantla de Baz, con 92.1, 92, 92, 91.9 y 90.9 por ciento, respectivamente.

En contraste, las ciudades con menor percepción de inseguridad fueron: Mérida, San Pedro Garza García, San Nicolás de los Garza, Saltillo, Los Cabos y Puerto Vallarta, con 18.9, 18.9, 31.7, 32.1, 32.7 y 34.2 por ciento, en cada caso.

A nivel nacional, el 72.9 por ciento de los mexicanos dijo sentirse inseguro en su lugar de residencia, mientras que el 26.8 por ciento no percibía riesgos.

Atestiguan asaltos

Los resultados de la ENSU indican que el 81.3 por ciento de las personas encuestadas fue testigo de algún asalto, el 71.5 por ciento vio a personas consumir drogas o alcohol en la vía pública, mientras que el 67.9 por ciento constató actos vandálicos.

Uno de cada dos personas dijo que fue testigo de disparos con armas de fuego, cuatro de cada 10 indicaron que vieron bandas violentas, mientras que solo una persona señaló que atestiguó la venta de gasolina robada.

Además, el 53.2 por ciento de los poblanos aseguró que en sus hogares hubo al menos una víctima de robo o extorsión durante el segundo semestre de 2019, apenas por debajo de Tláhuac con el 55.7 por ciento y Tlanepantla con el 55 por ciento de afectados.

Ocho de cada 10 no confía en el gobierno capitalino

A la pregunta sobre la confianza en la efectividad que las autoridades municipales tienen para resolver los problemas, 8 de cada 10 señaló que la administración de Claudia Rivera Vivanco es poco o nada efectiva. En tanto, uno de cada 10 consideró que era algo o poco efectiva.

Poblanos dejan de visitar a parientes por inseguridad

Del total de personas consultadas por el Inegi, el 53.9 por ciento dijo que dejó de visitar a amigos y parientes por temor a ser víctimas de algún delito, mientras que el 30.5 por ciento ya no camina por la noche para evitar que sean asaltados.

El 25 por ciento señaló que ya no permite que sus hijos salgan de sus viviendas, particularmente en la noche. En tanto, el 13 por ciento ya no lleva objetos de valor cuando sale a la calle.

También se reveló que el 96.4 por ciento de los encuestados señaló que fue testigo de algún conflicto social en los que prevalecieron gritos, groserías o insultos.