La difamación en México sería un delito y tendría penas más severas de cárcel, si prospera una iniciativa atribuida a la Fiscalía General de la República (FGR).

Según el borrador de esa propuesta, que circuló entre senadores, la expresión de ideas sobre el servicio público pudiera ser legalmente equiparable a delitos cometidos por el crimen organizado, según una nota del diario reforma.

Según el  “borrador” de un nuevo Código Penal Nacional, se tipifica en el artículo 468, fracción V, como delito contra la cultura cívica a la difamación.

El castigo planteado es prisión de seis meses a 6 años.  “Al que ilegalmente comunique a una o más personas, la imputación que se hace a otra de un hecho cierto o falso, determinado o indeterminado, que cause o pueda causarle deshonra, descrédito o perjuicio, o exponerla al desprecio de alguien, se le impondrá de seis meses a seis años de prisión y multa de veinte a cinco mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización”, dice la propuesta que circuló esta semana.

La difamación merecía un día a dos años de cárcel, hasta que el delito fue derogado en 2007 del Código Federal y después se fue derogando en los estatales. Leopoldo Maldonado, subdirector de Artículo 19, advirtió que al revivir el delito de difamación, se pone en riesgo el ejercicio de la libertad de expresión.