Un grupo de trabajadores de la construcción subcontratados por la empresa Acavi, se manifestó frente a la puerta 3 de la planta armadora Volkswagen, en el municipio de Cuautlancingo, para exigir que la armadora intervenga y se les paguen salarios que les adeudan desde agosto de 2019.

Fue la mañana de este miércoles cuando los trabajadores de Acavi llegaron para protestar de forma pacífica en la lateral de la autopsia México-Puebla, donde pararon camiones de volteo con lonas dónde se exponían sus demandas.

En entrevista para e-consulta, uno de los agraviados, de nombre Ernesto, señaló que de noviembre de 2018 a agosto de 2019 realizaron trabajos de obra civil dentro de la planta Volkswagen, contratados por el Grupo Cas IIIE, representado por Guillermo Corona López, a quien acusan de ser el principal deudor.

"No se nos han realizado los pagos (…) durante ese lapso no tuvimos pagos de salarios completos, pagos de horas extras y no nos han dado respuesta", señaló.

Explicó que el Grupo Cas adeuda cerca de 8 millones de pesos a la Constructora Acavi, que fue la que los contrató a ellos y solamente por pago de salarios a los trabajadores el monto es de 2.5 a 3 millones de pesos.

"El monto de la deuda con las personas que contrataron para mano de obra, es de 2.5 o 3 millones de pesos, fue por trabajo de obra civil", detalló al tiempo en que señaló que han buscado apoyo de la Secretaría del Trabajo pero no han tenido respuesta favorable pues tampoco la empresa acepta llegar a una conciliación.

Los agraviados explicaron que en diciembre ya habían realizado una protesta similar bloqueando el acceso peatonal de la puerta 3.

Dijeron que en caso de que la situación persista, podrían bloquear los accesos vehiculares en otras puertas donde ingresan los materiales de proveedores para la planta Volkswagen.

Foto: Maribel Morillón