Un desplome de 11.1%, registró el valor de producción generado por las empresas constructoras durante octubre, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Es la caída más severa en su comparación anual desde que se tiene registro (2006), según una nota del diario El Economista.

El sector cumplió 16 meses con signo negativo y en este año se presentaron tres de las caídas históricamente más grandes: mayo y agosto (10.3%) y septiembre (10.2 por ciento). En todos los casos, la falta de actividad en el desarrollo de obra pública fue el principal motivo.

En su comparación anual, con cifras ajustadas por estacionalidad, la Encuesta Nacional de Empresas Constructoras concluyó que las horas trabajadas decrecieron 2.2% durante octubre y el personal ocupado total retrocedió 1.3%, mientras que las remuneraciones medias reales pagadas aumentaron 0.2%, respecto a igual mes del 2018.

El Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción (Ceesco), dirigido por José Antonio Hernández Balbuena, consideró que la baja ejecución de inversión física presupuestaria entre enero y octubre pasado fue ocasionada por la falta de confianza de inversionistas y la postergación de obras, de diferentes dimensiones, generando resultados negativos.

Foto: Información empresarial.mx