Rodrigo Abdala Dartigues, delegado federal de Programas para el Desarrollo en Puebla, impugnó la sanción que le impuso el TEPJF por usar recursos públicos y programas sociales para promover al presidente Andrés Manuel López Obrador.

El sobrino del exgobernador poblano Manuel Bartlett Díaz busca comprobar su inocencia tratando de echar abajo el castigo de la sala regional especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Para esto el exdiputado federal de Morena interpuso ante la sala superior del TEPJF un recurso de revisión contra el procedimiento especial sancionador por el que fue declarado culpable.

Su juicio fue radicado bajo el número de expediente SUP-JDC-18/2020 y su resolución estará a cargo del magistrado Reyes Rodríguez Mondragón.

En su impugnación el delegado reclama la resolución dictada por la sala especializada “en el expediente SRE-PSC-71/2019 que, entre otras cuestiones, declaró inexistentes las infracciones atribuidas a Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República, al Titular de la Secretaría de Bienestar y al Coordinador General de Programas para el Desarrollo del Gobierno Federal, así como existentes las infracciones atribuidas a los Delegados Estatales de Programas para el Desarrollo, consistentes en la vulneración a lo dispuesto en el artículo 134, párrafos 7 y 8 de la Constitución Federal”.

Promovió a AMLO con programas sociales 

En la sentencia impugnada el TEPJF ordenó al Órgano de Control de la Secretaría de Bienestar federal sancionar a Abdala Dartigues y otros 35 funcionarios federales por promover al presidente durante la entrega de programas sociales.

En discursos, publicaciones en redes sociales e incluso en la vestimenta se involucró la imagen de López Obrador, según la resolución del tribunal.

Mediante fotos y videos se exhibió que los funcionarios atribuyeron al titular del Ejecutivo los programas sociales, además de que llevaban su nombre o fotografía en indumentaria y accesorios.

La sala especializada reportó también que Abdala Dartigues y los demás acusados incumplieron la orden de retirar de sus redes sociales las publicaciones donde promovían al presidente.

La instrucción fue girada por el Instituto Nacional Electoral (INE) como una medida cautelar mientras se investigaba el caso, pero ninguno de los 36 servidores públicos la cumplieron.

La resolución del TEPJF fue resultado de una denuncia promovida por el PRD, en la que también se acusó a Morena, a  López Obrador, a la secretaria de Bienestar, María Luisa Albores, y al coordinador de Programas para el Desarrollo, Gabriel García Hernández, pero todos ellos fueron exonerados.

Foto: Agencia Enfoque