Ejidatarios que se ostentan como dueños de 11 mil 300 hectáreas en el municipio de Oriental, bloquearon el acceso a la carretera que va hacía La Célula, sede de la nueva fábrica de armas del Ejército, al acusar que la empresa Gas del Noroeste invadió sus ejidos para instalar ductos que contrató Granjas Carroll, sin pedirles ninguna autorización.

Martín Espinoza Hernández, uno de los mil 219 ejidatarios afectados, en entrevista para e-consulta señaló que Antonio Díaz Díaz, apoderado de Gas del Noroeste, se negó a mostrar los supuestos permisos que tiene para realizar la instalación de gas.

“Cuando intentamos hablar con él nos ignoró y se burló de nosotros, a pesar de que ya lo tenemos demandado no nos hace caso, ni él, ni las autoridades”, añadió.

Aunado a esto, el ejidatario comentó que se mantendrá el cierre hasta que el secretario de gobernación del estado, Fernando Manzanilla Prieto, ofrezca una solución referente a las acciones que Gas del Noroeste ha tomado contra ellos.

Dijo que autoridades como el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el presidente municipal de Oriental, Guillermo Pozos Juárez, y secretarios del gobierno del estado de Puebla han hecho caso omiso a los pliegos petitorios y las demandas en contra de los empresarios que intentan utilizar sus tierras.

Espinoza Hernández agregó que la carretera en la que realizan el bloqueo también fue construida en sus ejidos y tampoco recibieron pago alguno por esta obra desde el año 2006.

Por lo tanto, los ejidatarios se mantendrán en protesta hasta que las autoridades resuelvan esta situación, ya que además del uso de sus tierras, se mantienen vigilados por elementos de la policía estatal y se sienten amenazados.

Los afectados acuden a la CDH Puebla

Los afectados ya presentaron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos en Puebla, pero tampoco han recibido respuesta, por lo que solicitaron una ampliación de la misma.