El color guinda con el que el gobierno de Puebla rotuló las primeras 250 patrullas rentadas, viola el Reglamento de la Ley de Seguridad Pública del Estado de Puebla en lo que respecta a la cromática del parque vehicular, el cual por homologación debe tener distintivos negros y blancos.

El documento publicado por decreto del Poder Ejecutivo estatal y vigente desde el 6 de enero 2010, sin modificaciones a la fecha, establece en el título quinto una serie de obligaciones para la cromática del parque vehicular del cuerpo de seguridad pública estatal.

En su capítulo único, el artículo 117 establece, a grandes rasgos, que los logos de las patrullas de la Policía Estatal deberán homologarse con la finalidad de distinguirse de otros cuerpos de seguridad pública, como los municipales, así como de las empresas de seguridad privada.

En el artículo 118 se precisa que las cromáticas autorizadas son: el emblema, en este caso de la SSP; la leyenda de Policía Estatal Preventiva, Policía Estatal Vial, Policía Estatal Bombero o Policía Estatal Custodio; la clave o número económico de la unidad; el número telefónico de emergencias y el número telefónico que permita reportar el mal uso de las patrullas.

Es en el artículo 120 donde se precisan los colores, considerando únicamente el negro y el blanco. Se detalla que el toldo y las portezuelas deberán ser blancas, mismo color que la franja que cubrirá el centro del cofre para ahí colocar el emblema de la corporación.

En tanto que los laterales del cofre, incluyendo las salpicaderas y facias traseras y delanteras, deberán tener color negro, mientras que la cajuela o batea deberá tener una franja blanca al centro, de la misma proporción que la instalada en el cofre, mientras que las leyendas deberán hacer contraste con el fondo.

Por lo que hace a las unidades del Cuerpo de Bomberos, se precisa que deben mantener el distintivo rojo para poder ubicarlas en situaciones de emergencia propias de su actividad.

El artículo 121 del reglamento establece que ante la adquisición de vehículos con características diferentes a las establecidas, en el reglamento se observará que en lo posible las combinaciones ya establecidas se mantengan a menos que esto causa perjuicio a las necesidades del servicio situación que no ocurre con las patrullas recientemente adquiridas.

Nuevas patrullas no acatan especificaciones

Las patrullas entregadas el pasado 16 de diciembre por el gobernador Miguel Barbosa Huerta y el secretario de Seguridad Pública Estatal, Ildefonso Amézaga Ramírez, tienen claras diferencias con las especificaciones establecidas en el reglamento, empezando claramente por los colores.

Para sus rótulos, las nuevas patrullas emplean el guinda de fondo en la tapa de la batea, facias y parte lateral trasera, lo que sirve como contraste para la letras blancas y el logo del gobierno del estado de Puebla, así como el eslogan de "Hacer Historia. Hacer futuro".

El color negro se empleó en las letras del lema "Policía Estatal", en el escudo de la corporación que va en el cofre y en el número económico que se instaló en el toldo de las camionetas modelo Dodge RAM.

De acuerdo con el reglamento, las cromáticas de las nuevas patrullas alteraron el color negro para las partes laterales y para la franja que debe colocarse tanto en la cajuela –en este caso la tapa de la batea– y en el cofre, ya que en las actuales unidades es totalmente blanco, mientras que la batea es guinda con letras blancas.

Son para distinguir las nuevas de las viejas, justificaron

Días antes del evento protocolario para entregar las unidades, el gobernador Miguel Barbosa justificó el color guinda en las patrullas diciendo que era para poder distinguirlas de las viejas patrullas, además aseguró que todo se estaba haciendo como lo establecen los requisitos legales de la materia.

No fue la única acción realizada por imponer el característico color Morena, ya que lo mismo ocurrió con las ambulancias del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA), que dejaron los colores azul y amarillo del morenovallismo para recibir una remodelación y convertirse en guindas con blanco.

Apenas este lunes 6 de enero el gobernador reconoció que fue un error por parte de sus colaboradores el retirar los viejos mosaicos que simulaban talavera en los Centros de Salud para pintarlos de guinda, sin embargo destacó que no volverían a ser azules pues deben de estar pintados de blanco o beige.