A pesar de la implementación de la Alerta de Violencia de Género contra la Mujer (AVGM) para 55 municipios de Puebla en abril pasado, el feminicidio se posiciona como el delito que más creció en 2019, de acuerdo con estadísticas del gobierno federal.

En una revisión al último reporte de la Incidencia Delictiva Nacional del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) con corte al 30 de noviembre, este rubro creció 81.25 por ciento conforme a 2018, al pasar de 32 a 58 casos.

El informe señala que en 19 feminicidios las víctimas fueron mujeres mayores de 18 años asesinadas con objetos no identificados; le siguen 15 más en el mismo parámetro de edad con quienes se empleó arma de fuego; y otras 12 también menores de edad con quienes se hizo uso de arma blanca.

En el rubro de menores de edad se reportan cuatro casos en los que no se identifica el arma; dos con arma blanca; así como otros cuatro casos en los que no se identifican las edades de las víctimas.

Después del feminicidio el segundo delito que más creció de un año a otro fue el secuestro que pasó de 48 a 81 casos que representaban hasta noviembre un aumento del 68.75 por ciento.

En tanto que en tercer lugar estuvo el tráfico de personas que creció un 45.45 por ciento al pasar de  11 a 16 casos entre finales de noviembre de 2018 y el mismo periodo del año en el 2019.

Al realizar la comparativa de los delitos destaca por otro lado que a la baja va el homicidio culposo en un 39.56 por ciento, al pasar de 970 casos a los de 586 de este año.

Al igual que sucede en la clasificación detallada de los feminicidios, en otros delitos la SNSP desglosa las clasificaciones en el género de la víctima, el grupo de edad involucrado y el tipo de arma utilizada en el caso de los homicidios.