El homicidio de tres jóvenes que fueron levantados de un restaurante en el municipio de Huauchinango, ha provocado consternación entre los vecinos de la región pues este hecho se suma al asesinato de un taxista, todos ocurridos en tan solo un par de horas.

De acuerdo con el portal Noticias de la Sierra Norte de Puebla, los hechos ocurrieron el 13 de diciembre cuando Erick Oltra Marroquí, su novia Paulina Rodríguez y Leopoldo Olivares Yáñez, fueron privados de su libertad en un restaurante del bulevar Bicentenario.

Fue cuatro horas después que los cuerpos fueron localizados en diferentes puntos de las localidades de Matlaluca y Alseseca. Los tres presentaban un disparo por arma de fuego en la cabeza, mejor conocido como tiro de gracia, sin embargo trascendió que Paulina también fue torturada, sin que esto haya sido confirmado.

Paralelamente, un taxista del municipio, identificado como Darío, fue asesinado de varios impactos de bala y al igual que los otros casos, abandonado en un paraje de la localidad  y hallado por vecinos que dieron aviso a las autoridades correspondientes.

Fue hasta el 14 de diciembre cuando finalmente las autoridades confirmaron la identidad de las víctimas, destacando el caso de los jóvenes levantados en el restaurante pues además tienen relación con grupos ganaderos y políticos de la Sierra Norte.

Erick Oltra, era hijo de un empresario y sobrino del Comisionado de Gobernación de Huauchinango, Gregorio Marroquín, y  Leopoldo Olivares era primo del presidente municipal de Pantepec, Porfirio Castro Mateos.

Hasta el momento la Fiscalía General del Estado no ha formalizado el móvil de este crimen, sin embargo no se descarta que se trate de un ajuste de cuentas por parte de alguna de las células del crimen organizado que operan en esta región de la entidad.

Foto: Especial