Responder a los balazos con abrazos, sólo funciona en los cuentos de hadas para niños, afirmó el senador norteamericano Tom Cotton. Aseguró que si el gobierno de México no puede proteger a los ciudadanos estadounidenses en territorio mexicano, tal vez ya sea hora de que Estados Unidos se haga cargo de la seguridad de sus ciudadanos.

El senador republicano aseguró que en la vida real lo que contrarresta las balas son más balas, y más grandes.

Los medios le preguntaron a Tom Cotton su opinión sobre la masacre de ciudadanos norteamericanos en San Miguel Bavispe, una localidad entre Chihuahua y Sonora, y respondió que si México no puede proteger a los ciudadanos estadounidenses tal vez sea el momento de que Estados Unidos se encargue de darles seguridad.

“El presidente López Obrador llegó al cargo hace casi un año diciendo que su estrategia para lidiar con los cárteles iba a ser más abrazos, no balazos”.

“Tal vez eso funcione en un cuento de hadas para niños, pero en el mundo real cuando tres mujeres estadounidenses y seis niños estadounidenses fueron baleados y quemados vivos, lo único que puede contrarrestar las balas son más balas, y más grandes”.

“Si el gobierno mexicano no puede proteger a los ciudadanos estadounidenses en México, en Estados Unidos tal vez tengamos que tomar las cosas en nuestras manos”.

El senador Tom Cotton indicó que cuando los jefes de Estado no enfrentan a los terroristas, ellos lo interpretan como un signo de debilidad y aumentan la violencia.

“Lo toman como un signo de debilidad y se van contra los inocentes. Ciertamente podemos defender a ciudadanos estadounidenses en México, si México no está dispuesto o no es capaz de hacerlo”.

El lunes 4 de noviembre, Julián LeBarón, activista de la comunidad mormona, denunció que un grupo de sicarios emboscó y asesinó a tres mujeres y a seis niños en una carretera de Chihuahua.

El activista aseguró que los integrantes de su familia viajaban hacia Chihuahua y que de pronto los sicarios los atacaron a balazos en San Miguel Bavispe, Sonora.

Julián LeBarón afirmó que los sicarios no sólo asesinaron a los integrantes de la familia, sino que además le prendieron fuego al vehículo para calcinar los cuerpos.

“Estamos muy consternados acá en Chihuahua, tenemos una comunidad LeBarón en Sonora, primos de nosotros que venían esta mañana, mi prima Rhonita iba a Dakota por su esposo al aeropuerto en Phoenix, y los emboscaron y básicamente les dispararon la camioneta y los quemaron a ella y a sus cuatro niños. Les dispararon en el camino y los quemaron vivos”.

El activista afirmó que los sicarios secuestraron las dos camionetas en las que viajaba la familia y que asesinaron a tres mujeres adultas y que algunos niños lograron escapar.

“Habían secuestrado las otras dos camionetas, pero unos niños escaparon y nos confirmaron que a las señoras las mataron y estamos buscando a los niños que escaparon”.

Crédito de la foto @TomCottonAR