La Policía Federal, la Guardia Nacional y la Fiscalía General de la República desmantelaron una red de trata de personas con fines de explotación sexual en los estados de Tlaxcala y Puebla, el corredor más peligroso de este delito.  

A través de un comunicado, el gobierno federal informó que en un operativo realizado en el estado de Puebla fue detenido un hombre, relacionado con esta red, cuando se ocultaba en un hotel del centro de la ciudad.

Mayoría de las detenciones en Tlaxcala 

Las autoridades federales detuvieron además a ocho personas vinculadas a una red internacional de trata de personas con fines de explotación sexual y rescataron a siete migrantes de nacionalidad hondureña, en el municipio de Acuamanalá de Miguel Hidalgo, Tlaxcala.

Según las pesquisas este grupo de personas, operaban principalmente en los estados de Tijuana, Tabasco, San Luis Potosí, Morelos y Puebla.  

En el comunicado se explicó que su modo de operar consistía en enganchar a las víctimas a través del enamoramiento para posteriormente obligarlas a prostituirse en diferentes estados de la República y cubrir una cuota diaria.

A través de su historial financiero se logró ubicar a quienes fungían como prestanombres y recibían depósitos bancarios de las víctimas.

Se obtienen órdenes de cateo

Con la entrega de diversos informes policiales, se obtuvieron órdenes de cateo y de aprehensión, lo que permitió implementar operativos simultáneos en nueve inmuebles, donde se ejecutaron siete órdenes de aprehensión contra dos hombres y cinco mujeres.