Organizaciones civiles pidieron que el gobierno federal acepte la recomendación que emitió la CNDH sobre estancias infantiles.

El 28 de junio, Andrés Manuel López Obrador afirmó que su gobierno no aceptaría la recomendación de la CNDH porque en el documento se le pide que viole los derechos humanos.

“Es como el mundo al revés. Las comisiones de derechos humanos pidiéndonos que violemos derechos humanos”.

“Eso no, eso no lo vamos a hacer; recomendaciones para que se defiendan los derechos humanos, hay que cumplirlas, pero no cumplir algo que va en contra de los derechos humanos, pero para que no nos quedemos así sólo en las generalidades, conozcan la recomendación y la respuesta que estamos dando sobre este tema”.

En un documento que firman 500 organizaciones se indica que les preocupa que el gobierno se haya negado a aceptar la recomendación sobre estancias infantiles porque tiene un impacto negativo en los derechos de los niños.

“Más de 500 organizaciones de la sociedad civil expresan su preocupación por el impacto negativo que esta postura tiene en la progresividad de los derechos de la niñez, la implicación que tiene para el ejercicio efectivo de los derechos de las mujeres y su desarrollo pleno”.

Aseguran que 15 por ciento de los niños entre 0 y 3 años de edad no tienen acceso a la educación inicial y que el Estado no ha logrado satisfacer la demanda.

“Pese a ello, menos del 15 por ciento de niñas y niños entre 0 y 3 años de edad tiene acceso a educación inicial, y las instituciones del Estado no han logrado cubrir la demanda de servicios de cuidado infantil y educación inicial para hijas e hijos de madres y padres trabajadores, situación que se agrava en hogares que viven en situación de pobreza y marginación, que es la población objetivo del citado Programa de Estancias Infantiles”.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación dirigida a las secretarías de Bienestar y Hacienda, a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) y al DIF Nacional, porque consideró que la entrega directa de apoyos viola los derechos de los niños.

Crédito de la foto @DeniseMaerker