El regreso de José Luis Sánchez Solá “Chelís” al Club Puebla como Director Técnico, benefició e impulsó la venta de boletos en el estadio Cuauhtémoc, pues antes de su llegada, menos de 10 mil aficionados se daban cita en el recinto de Maravillas, hasta este viernes que enfrentaron a Pachuca y con el regreso del timonel y la promoción de dos entradas por 1 boleto, logró reunir a 25 mil aficionados en el estadio.

La afición no se cansó de gritar y apoyar a los enfranjados, quienes perdían el partido desde el minuto 32.

La respuesta en la tribuna fue espectacular, pero dentro de la cancha, se observó al mismo equipo indeciso a la hora de irse al frente, solo que ésta vez, la motivación del “Chelis” influyó en no bajar los brazos durante los 90 minutos.

Al estilo del nuevo técnico y la costumbre del Club Puebla, se logró empatar el partido durante el tiempo agregado en la segunda mitad con gol de Matías Alustiza, quien remató de cabeza para colocar el balón al fondo de la red, salvando al nuevo cuerpo técnico de una derrota, que cambiaría la perspectiva de la afición, misma que se emocionó por el empate.

Al término del encuentro, José Luis Sánchez Solá lloró al caminar al vestidor, mientras que en la conferencia de prensa y consciente del resultado, aclaró que el resultado no fue el esperado, pero trabajarán durante la semana para mejorar en lo futbolístico.

“Más allá del punto, lo de hoy es loable. Podrán criticarnos y se vale” comentó.

Foto e-consulta