El Poder Legislativo carga en sus espaladas la "gran responsabilidad" de optimizar la infraestructura hospitalaria, el abastecimiento oportuno de medicamentos e incluir a todos los ciudadanos en un trato más humano y universal en los servicios de salud, aseveró el diputado federal de Morena, Alejandro Barroso Chávez.

Aunque reconoció que la “meta no será fácil”, de cara al arranque de la administración de Andrés Manuel López Obrador, el secretario de la Comisión de Salud en San Lázaro, aseguró que la apuesta es por “adecuar un marco legislativo” para “mejorar la salud de la nación”.

Durante el “Primer Foro de Salud por el Bienestar de México” que se realizó en la Cámara de Diputados, con la presencia de Jorge Alcocer Varela, próximo secretario de Salud (2018-2024), el representante por Tehuacán, subrayó que solo a través de acciones, acuerdos y suma de voluntades se logrará preservar la salud de los mexicanos con un mejor nivel de vida.

Aseguró que desde el Poder Legislativo federal se trabajará de la mano con el próximo secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, por los millones de pacientes que hay en el país. 

El legislador poblano, consideró que se requiere una profunda reforma en la administración pública de la salud con el fin de reemplazar los males que la aquejan, como el centralismo hospitalario, la mercantilización y la fragmentación.

Servicio de Salud Universal

En tanto, Jorge Alcocer Varela, quien será el encargado del despacho de Salud a nivel federal, anunció que se están sentando las bases para la integración progresiva de las instituciones de salud del gobierno federal y en ello hay disposición de quienes encabezarán el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), para trabajar de forma integrada.

Reconoció la falta de recursos en muchos municipios del país para responder a las solicitudes de atención médica y abasto de medicinas, y comentó que se diseñarán “programas de apoyo y coordinación para elevar los presupuestos y la calidad de los servicios”.

“El valor de los municipios y los programas estatales de salud son fundamentales para mejorar las acciones en ese sector, y por ello habrá una mejor coordinación en los tres niveles de gobierno”, indicó.

Lamentó que el estado no ha sido capaz de garantizar el derecho a la protección de la salud y no ha modificado las determinantes sociales que afectan al rubro; debido a la ineficiencia que provoca el desperdicio de recursos, redundancias y falta de coordinación institucional.

“Los gobiernos se han enfocado de manera excesiva en la cobertura del aseguramiento, pero sin fortalecer las funciones esenciales de la salud pública, como el monitoreo, evaluación y análisis de la situación de salud, lo cual debe incluir el impacto ambiental y a la salud de actividades antropogénicas”, puntualizó.

En el encuentro se brindaron conferencias magistrales sobre el “Proyecto de Salud Pública de la Cuarta Transformación”, “Repensar el Seguro Popular” y la “Relevancia del Cáncer de Próstata y labor del Poder Legislativo”.