Ana María Figueroa realizó un enlace telefónico durante el programa Hoy para aclarar algunos dichos que surgieron a raíz del fallecimiento de su hermano Joan Sebastian.

Tras negar que ella y sus hermanas pidieran una mensualidad a los herederos del cantante, Ana María aprovechó para aclarar que su consanguíneo Federico Figueroa no está peleando por la herencia del intérprete y confesó que por ahora no existe ninguna relación con su sobrino José Manuel Figueroa.

Lo único que me parece muy triste es que a dos años de la muerte de mi hermano, lo de su herencia siga siendo tan polémico para tantos. Se ha repetido muchas veces que la herencia está para sus herederos, desde el momento que nosotros no estábamos en ningún testamento de mi hermano nos retiramos”, explicó la hermana del cantante.

Mi hermano Federico Figueroa no es un tercero en discordia, Federico Figueroa no está peleando la herencia porque él trabaja, las hermanas de Joan Sebastian tenemos tanta dignidad, tanto coraje, tanto orgullo que nos dejó el mismo Joan Sebastian que no nos hemos adjudicado de una casa, de un caballo, de una joya, ni siquiera de unos calcetines de Joan Sebastian. Tenemos tanto coraje y tanta dignidad que él mismo fue lo que nos heredó, eso nos heredó Joan Sebastian, una dignidad enorme”, agregó.

Ana María Figueroa explicó que los hermanos del “Rey del Jaripeo” se encuentran muy unidos tras el deceso del cantante, sin embargo, no pudo decir de lo mismo de la relación que tienen los hijos de Joan Sebastian o de su trato con José Manuel Figueroa.

El mismo José Manuel ha dicho todo lo que tenga que decir, porque él fue el que aseguró que nosotros estábamos pidiendo que nos cambiara el carro cada año, que nos mantuviera y eso es una reverenda mentira. Entonces yo creo que no hay mucho que preguntar”. Pero al ser cuestionada sobre sí existe una relación con su famoso sobrino, Ana María dijo: “no, ninguna, tristemente ninguna”.

La hermana del “Poeta del Pueblo” reveló que su hermano murió creyendo que sus hermanas seguían dentro de una nómina que él creo y donde cada mes les asignaba una cantidad de acuerdo a sus posibilidades económicas, pero dos meses antes de su muerte alguien les quitó este privilegio.

Cuando Joan Sebastian tuvo poco, nos daba poco, cuando Joan Sebastian tuvo mucho, nos dio mucho gracias a Dios. (…) Él nos ayudaba, tenía tres años que nos ayudaba, estábamos en la nómina de Joan Sebastian, no era un dineral (aclaró). (…) Nosotros no quisimos mover nada, al momento que mi hermano falleció, y perdón si ofendo a terceras personas, alguien dijo que mi hermano nos había quitado de su nómina, ¡jamás!, mi hermano todavía un mes antes fallecer un día que fuimos nos dijo: ‘¿están recibiendo su dinerito?’, y le dijimos: ‘sí manito, muchas gracias’, por no meterle a mi hermano problemas en la cabeza, perdón si se ofende a terceras personas pero así fue, nos sacaron de la nómina antes de que mi hermano falleciera y él nunca se enteró”, finalizó.

Foto Agencia México

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]