El secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, sostuvo que no debe existir ninguna “suspicacia” en torno al proyecto del segundo piso de la autopista México-Puebla, obra que supervisó este jueves, después de que canceló la inauguración del Distribuidor Vial 9 (D9) del Anillo Periférico.

El funcionario federal minimizó los “audio escándalos” que lo involucran en presuntas negociaciones ilegales con los directivos de OHL, empresa que conjuntamente con la constructora Pinfra, ejecutan el viaducto elevado, al señalar que no ve el por qué estos deban generar alguna desconfianza sobre la ejecución de la obra y el costo que tendrá –el cual asciende 10 mil millones de pesos–.

Este jueves, Ruiz Esparza encabezaría la inauguración del D9, vía que permite contar con un retorno en la autopista México-Veracruz, a la altura de la zona industrial de Chachapa, y que conecta a esta vialidad con el Anillo Periférico, sin embargo, el evento fue cancelado de último minuto bajo el argumento de que en próximos días se llevaría a cabo pero con la asistencia del presidente Enrique Peña Nieto, sin embargo, la obra aún tiene faltantes.

“Audio escándalos” no deben generar desconfianza

En su visita a la entidad poblana, el titular de la SCT fue cuestionado sobre la conversación telefónica que fue difundida el pasado ocho de julio, en la que presuntamente directivos de OHL señalan que la dependencia a su cargo los favoreció en concursos de licitación, además de que también pagaron la estancia de Ruiz Esparza en un lujoso hotel durante unas vacaciones, versión que fue rechaza por los involucrados.

Sobre el tema, el funcionario indicó que esa situación no debe generar desconfianza en la ejecución del segundo piso de la autopista México-Puebla, pues subrayó que la obra se ejecuta a través de una concesión que otorgó el gobierno estatal, y que además está respaldada por la federación.

“No veo cual suspicacia. Es una concesión que otorgó el gobierno del estado con apoyo del gobierno federal, es un compromiso del señor presidente, yo no veo absolutamente ninguna suspicacia”, respondió a los cuestionamientos de los representantes de los medios de comunicación.

El audio sobre las presuntas vacaciones de Ruiz Esparza no fue el único que se filtró sobre el viaducto poblano, pues también se difundió otra conversación de los directivos de OHL en la que reconocen que iniciaron la obra sin contar con el permiso ambiental necesario. Posteriormente se dio a conocer que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sancionó a la empresa con 560 mil 800 pesos por esa irregularidad.

La obra que tiene un costo de 10 mil millones de pesos. El gobierno del estado otorgó a las firmas señaladas, una concesión por  30 años para operar la vialidad y darle mantenimiento, sin embargo, estas erogaron sólo el 50 por ciento del costo del proyecto ya que el resto proviene de una inversión estatal y federal.

Cancelan inauguración del D9; la obra aún está en proceso

Durante su visita a Puebla, el titular de la SCT inauguraría el D9. Un templete, una cubierta, sillas y demás elementos de un evento protocolario fueron colocados en las inmediaciones de esta vialidad, sin embargo, el acto se canceló de último minuto y esos artículos fueron retirados.

Autoridades federales y locales informaron que la cancelación del acto obedecía a que la vialidad sería inaugurada en próximas semanas por el presidente Enrique Peña Nieto, sin embargo, en el lugar fue visible que los empleados de la obra trabajaban a marchas forzadas para realizar excavaciones y soldar estructuras metálicas.

Durante un mensaje que el gobernador Rafael Moreno Valle ofreció a Ruiz Esparza, refirió que la obra estaba lista para ponerse en macha, sin embargo, ello no ocurrió y ambos personajes realizaron una visita en el lugar que consistió en bajar de sus camionetas y tomarse una fotografía.

Posteriormente, el gobernador condujo una camioneta en la que Esparza fungió como copiloto, para salir del lugar.

30% de avance físico en el segundo piso

Jesús Campos, quien es director técnico de OHL, informó que el avance físico de la construcción del segundo piso es del 30 por ciento, no obstante, añadió que de manera global, es decir, tomando en cuenta las construcciones de columnas y trabes que se realizan en otros sitios, el progreso de la obra alcanza un 50 por ciento.

Durante el recorrido se informó que los montajes de las trabes concluirán en septiembre, así como que estos elementos tienen una longitud de 40 metros, mientras que las columnas que las sostienen miden 12 metros de alto.

Actualmente, la obra genera 800 empleos directos y 3 mil 200 indirectos.

Por otra parte, Campos informó que sí repararán el puente de Villa Frontera, cuya estructura se lastimó por el peso de las trabes. Añadió que las reparaciones costarán cerca de tres millones de pesos.

Al lugar asistieron también David Peñaloza, titular de Pinfra; así como los alcaldes de Puebla, José Antonio Gali Fayad, y de Coronango, Hermelinda Macoto Chapuli.