Vecinos de las colonias Nueva Alemania, Hogares Unión y Galaxia Almecatla, así como las unidades habitacionales de la Volkswagen, solicitaron que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) realice un estudio en la autopista Puebla-México por las múltiples fracturas que presenta la vialidad debido a las obras del segundo piso.

Este miércoles por la mañana se detectó una fractura en el puente de Villa Frontera, a la altura del Camino a Tlaltepango, lo cual ocasionó un caos vial por más de tres horas debido a que los automóviles tuvieron que cruzar por un sólo carril.

Para evitar el colapso del puente se colocaron placas de acero en la parte de la fractura, para que con ello se pudiera abrir la circulación.

Venancio Gil Sánchez, vecino de la zona, apuntó que las grúas que se utilizan para la construcción del segundo piso tienen un peso de bastantes toneladas, situación que ha ocasionado fracturas y hundimientos en diferentes partes.

"El problema del segundo nivel de la autopista no radica en algún tramo, sino que es todo: desde el estadio Cuauhtémoc hasta el Outlet, a la altura del Periférico (Ecológico). Comenzaron a poner las ballenas y por eso abrieron hasta después de las seis de la mañana", alegó el vecino.

Exigen estudio para la autopista

El colono de Nueva Alemania refirió que no sólo hay afectaciones en el puente de Villa Frontera, sino también en las laterales de Cuautlancingo y en el puente Ampliación Nueva Alemania, que conecta las unidades habitacionales Volkswagen 1 y 2.

Rafael Ramírez, también vecino de la zona, apuntó que en el puente de Nueva Alemania hay un hundimiento y filtraciones, lo cual los preocupa porque la fractura puede ampliarse.

"La Secretaría de Comunicaciones y Transportes debe hacer una revisión completa a la autopista, porque nosotros ya detectamos al menos en este tramo que hubo una fractura. Entonces en lugar de que sea un beneficio, lo que pasa es que se está fracturando la autopista", comentó el también coordinador estatal del Partido del Trabajo.

Señaló que también es necesario que se hagan labores de reencarpetamiento pero con los materiales adecuados, porque la maquinaria que se ocupa para el segundo piso de la autopista es muy pesada.

Por ello los vecinos exigieron que la dependencia federal haga las gestiones para que las constructoras efectúen las reparaciones.

Cierres viales generan problemas

En otro tema, Ramírez apuntó que las compañías Pinfra y OHL, quienes se encargan del proyecto, en ocasiones extienden el horario de las labores perjudicando a los habitantes, quienes llegan hasta con tres horas de retardo a sus actividades.

La autopista Puebla-México es cerrada de las 22:00 a las 6:00 horas para la edificación del segundo piso.

"Los problemas en las entradas y salidas de los vecinos ha ocasionado, incluso, que haya despidos porque no llegan a tiempo", agregó uno de los perjudicados por la obra.

Otras cuestiones que reclamaron los colonos a la SCT es el retiro del puente peatonal en el kilómetro 119 de la autopista, puesto que es muy riesgoso para las personas de la tercera edad o discapacitadas.

Así como que no hay autorización para que el transporte público haga paradas a la altura de la unidad habitacional Los Pinos y Volkswagen, así como en el puente peatonal de Sanctorum.

Cabe recordar que el segundo piso de la autopista tendrá una longitud de 13.5 kilómetros para lo cual se invertirán 10 mil millones de pesos. La obra comenzó en agosto del año pasado y se culminará en 2016.

.